martes, 23 de agosto de 2016

Augusto Pinochet asume como Comandante en Jefe del Ejército y le juró 'lealtad' a Salvador Allende





-
El 23 de agosto de 1973 renunció el general Carlos Prats y él mismo lo propuso a Salvador Allende para el cargo. No había motivos para sospechar de él, porque era considerado un militar apolítico, profesional y mano derecha de Prats. Estuvo 24 años y 5 meses en el cargo.

Siempre se ha especulado qué habría pasado si el general Carlos Prats no hubiese renunciado a la comandancia en Jefe del Ejército el 23 de agosto de 1973. Su dimisión permitió la llegada al cargo, ese mismo día, del general Augusto Pinochet. Incluso se ha hablado de un “error de cálculo” y de falta de “intuición política” de Salvador Allende, famoso por esto último, por dejar a Pinochet al mando del Ejército.

Pero Allende no tenía motivos para sospechar de Augusto José Ramón Pinochet Ugarte porque, mal que mal, se lo recomendó el mismísimo general Prats. El entonces ministro de Defensa consideraba a Pinochet un general cien por ciento profesional y apolítico. Incluso, había ayudado a sofocar el “tanquetazo” del 29 de junio de 1973, encabezando en tenida de combate a efectivos del regimiento Buin.

El general Prats, quien asumió la comandancia en jefe el 27 de octubre de 1970 tras el asesinato del general René Schneider, construyó una relación muy cercana con Pinochet. De hecho, el alto mando del Ejército lo consideraba “mano derecha” de Prats y por esto mismo había muchas dudas de si se sumaría al golpe que estaban planeando la Armada, la FACH y algunos generales de Ejército.

LA TERCERA FUE LA VENCIDA PARA ENTRAR AL EJÉRCITO

Augusto Pinochet nació en Valparaíso el 25 de noviembre de 1915. Le costó ingresar a la Escuela Militar. La primera vez que postuló lo rechazaron por ser demasiado joven y en la segunda no cumplió con los requisitos mínimos. La tercera fue la vencida y logró ingresar el 11 de marzo de 1933, a los 17 años. No tenía ancestros militares, pero sí una fuerte vocación por la carrera de armas.





Ya con el grado de capitán, fue destinado a Iquique, donde estuvo al mando del campo de prisioneros de Pisagua durante la vigencia de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, más conocida como la Ley Maldita, promulgada en 1948 por el gobierno de Gabriel González Videla. Esta ley tenía como objetivo proscribir al Partido Comunista. No se conocen abusos de Pinochet en esta época.

Tras una destacada carrera en el arma de Infantería, Pinochet alcanzó el grado de general de Brigada y se desempeñó como comandante en jefe de la Sexta División, asentada en las actuales regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá. En 1970 fue promovido a general de División, el mismo año en que fue asesinado el general Schneider por elementos de derecha que querían impedir la llegada de la Unidad Popular al Gobierno. En la foto a la derecha, aparece escoltando a Allende a caballo.

ACOMPAÑÓ A FIDEL CASTRO DURANTE 23 DÍAS

Cuando Fidel Castro visitó Chile en noviembre de 1971, Pinochet fue designado como representante del Ejército en la delegación del dictador cubano que extendió su permanencia en el país durante 23 días.



Múltiples fotografías de ambos personajes, saludándose o presenciando desfiles, dieron la vuelta al mundo en los años posteriores al golpe de 1973, como íconos de dos regímenes autoritarios de distinto signo.

En enero de 1972, Pinochet alcanzó el grado de jefe del Estado Mayor del Ejército, en esa época el segundo cargo más importante de la institución. En octubre de ese año, debido al paro de los camioneros y los infructuosos esfuerzos por detenerlo, Allende llamó a las Fuerzas Armadas a integrar un gabinete de “paz social”. El 2 de noviembre de 1972, el general Prats asumió como ministro del Interior.

Prats y los ministros militares permanecieron en el gabinete hasta marzo de 1973, para garantizar las elecciones parlamentarias de ese mes, en las que resultó triunfante la UP. El 27 de marzo, los ministros militares regresaron a sus funciones castrenses, pero un violento episodio que involucró al general pudo haber adelantado la llegada de Pinochet a la comandancia en Jefe del Ejército.

PRIMERA RENUNCIA DE PRATS Y EL “TANQUETAZO”

El 27 de junio de 1973, el general Prats presentó su renuncia a la comandancia en jefe después de verse involucrado en un incidente con una automovilista, a la que disparó al guardabarros por hacerle gestos obscenos. Allende no se la aceptó por estimar que había sido una provocación. El Ejército también lo apoyó, pero quedaron dudas sobre su aptitud mental para conducir a la institución.



Pero el antecedente directo del golpe ocurrió el 29 de junio, cuando el comandante del Regimiento Blindado N° 2, teniente coronel Roberto Souper, encabezó la asonada con tanques y vehículos blindados conocida como el “tanquetazo”. La intentona fue sofocada, pero murieron 22 civiles y demostró que sin el apoyo del comandante en jefe del Ejército, cualquier intento de golpe fracasaría.

Según analistas políticos, el “tanquetazo” fracasó porque no se unió, como estaba previsto, el Regimiento de Infantería N° 1 “Buin”, donde Pinochet se había ubicado estratégicamente. Pinochet ayudó a controlar a los militares subversivos y posteriormente apareció en La Moneda en tenida de combate. Se cuadró frente a Allende y José Tohá, ministro de Defensa, e informó: “Todo bajo control, mi presidente”.

SEGUNDA RENUNCIA DE PRATS Y LA LLEGADA AL PODER

El “tanquetazo” provocó que Allende llamara nuevamente a las FFAA a formar un gabinete de seguridad. Prats asumió como ministro de Defensa y los generales se enfurecieron, al igual que sus esposas.










-
El 21 de Agosto de 1973, un grupo de estas damas realizó una manifestación en la residencia de Prats, en la que también participaron oficiales de civil. El comandante en Jefe fue insultado y apedreado.

Hasta la residencia de Prats llegaron Salvador Allende, sus ministros y Pinochet a manifestarle su apoyo.

El comandante en Jefe del Ejército pidió el respaldo del cuerpo de generales, pero la mayoría se negó, lo cual dejó a Prats profundamente deprimido. El 23 de agosto de 1973, el general Prats renunció a la comandancia y propuso a Allende que nombrara en el cargo al general Augusto Pinochet. 

A las 17 horas de ese día, los tres se reunieron en La Moneda y Pinochet salió convertido en comandante en Jefe. El 9 de septiembre de 1973, Pinochet se sumó al golpe y desde esa fecha se hizo inubicable para el gobierno. A la cabeza del Ejército estuvo hasta el 10 de marzo de 1998, fecha en que entregó el mando al general Ricardo Izurieta. Duró 24 años y 5 meses en el cargo, bastante más que los 16 en que ocupó la Presidencia de la República.

----------------
CRÉDITOS:
Publicado en La Nación Online en Agosto del 2013.
----------------

Felipe Henríquez Ordenes






¿Te gustó esta nota?


Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

Por un debate sano y respetuoso

Por un debate sano y respetuoso