jueves, 26 de noviembre de 2015

MALA MEMORIA: Cómo Lucía Pinochet Hiriart aseguró su vida robando en el ex ISE






El escandaloso desvalijamiento del desaparecido Instituto de Seguros del Estado (ISE) y como hasta un primo de Augusto Pinochet, sacaron espectaculares tajadas.

Inés Lucía Pinochet Hiriart, se puede decir que resultó damnificada por las numerosas privatizaciones que realizó la dictadura, ya que ella fue durante varios años una privilegiada comisionista del Instituto de Seguros del Estado (ISE). El ISE se acabó y, el dinero también.

Sin moverse de su escritorio, mucho menos mover un dedo, la hija predilecta del dictador ganó cientos de millones de pesos anualmente, es decir, aseguró una existencia cómoda y vitalicia. Esto, porque le pagaban las comisiones automáticamente y si se toma en cuenta que todas las instituciones fiscales, por ley, debían asegurarse en el ISE.

Es cosa de sacar cuentas cuánta plata recibió.

Desgraciadamente lo bueno no es eterno y el chorro de dinero se le acabó cuando su padre, el dictador Augusto Pinochet, privatizó el ISE.

Es una larga historia que figura en los anales de la sinvergüenzura nacional. Comenzó a gestarse cuando el afanoso Mario Gutiérrez Ugarte, coronel jubilado del ejército -afortunadamente (para él) primo de Augusto- también trabajaba en el ISE. Como era “avispado” Marito, como le decía su tía, mamá de Augusto, formó en 1982 una banda para saquear al Instituto, lo más discretamente posible ¡Que no se notara el choreo!.

Recordemos que fue en el segundo gobierno de otro militar, Carlos Ibáñez del Campo (1952-1958) cuando se creó el Instituto de Seguros del Estado, que centralizó las operaciones de aseguramiento del entonces vigoroso Aparato Estatal.

Era pues una mina de oro, cuando cayeron allí los Pinochet y sus "allegados". Se calcula que entre 1982 y 1983, sentaron las bases para echarse al bolsillo, en moneda de hoy, unos 620.000 millones de pesos por concepto de comisiones literalmente regaladas y jamás merecidas.

En 1980, las autoridades militares permitieron al ISE operar a través de corredores independientes homologados, lo que aprovechó Marito Gutiérrez Ugarte para pasar de pobre, a rico.

Al constatar que, gracias al primo, pasaban desapercibidas las operaciones como la que le brindó un acogedor departamento de 140 metros en El Golf, Marito, como le decían en la familia, "se subió por el chorro".

Como primer paso estableció una nómina de corredores exclusivos cuya misión no era captar clientes nuevos, sino explotar el mercado cautivo y obligado de las instituciones estatales. Los primeros afortunados fueron Carlos Hidalgo Rojas, domiciliado en Punta Arenas, y la intermediadora de seguros Pérez Artaso Ltda.

Luego se sumó Patricio Mora Contreras, de Temuco, y a inicios de 1983 el club se sella con Storil Ltda. y Metrópoli Ltda. Storil, creada el 27 de diciembre de 1982, tenía dos socios de coherente currículum en materia de utilización de fondos estatales puestos a su alcance por mérito familiar: Inés Lucía Pinochet Hiriart (90%) y su consorte de la época, Jorge Aravena Vergara (10%).

Para estimularlos en su difícil tarea de acumular millones, Marito Gutiérrez les ofreció comisiones más de tres veces por encima del valor de mercado. Mientras las empresas privadas pagaban entonces el 10% a los corredores, Gutiérrez remuneraba entre 30 y 35% a parientes y amigos. Y en caso de seguros contra incendio, la comisión de los afortunados corredores que no corrían ni un metro, llegaba a 50% frente a 20% en el mercado. Y mientras seguros La Previsión, por ejemplo, pagaba 5,3% por la venta de seguros adicionales contra terremotos, el ISE le pagaba a su selecto club, diez veces más.

El ISE además pagaba el arriendo de las oficinas de sus corredores exclusivos y destinó, a cargo fiscal, a 11 de sus funcionarios a trabajar para ellos sin recibir sueldo extra.

Y estos pobres eran los encargados de vigilar los seguros de empresas públicas como el Metro de Santiago, Corfo, Enacar, CAP, LAN-Chile, Ferrocarriles del Estado, la Asociación Nacional de Ahorros y Préstamos, y la Caja de Previsión de Empleados Particulares, entre otras muchas.

Por ejemplo, en un solo caso, el Metro, en 1983, los afortunados corredores comisionistas recibieron más de 40 millones de pesos (comprobantes de egreso 050806 y 050804 del ISE, ambos fechados el 18 de mayo de 1983). De ellos, poco más de 20 millones de pesos fueron para Carlos Hidalgo y Storil, es decir Lucía, la modesta Lucía, agarró su tajadita.

Días antes del pago, los esforzados corredores de Lucía habían protestado por los atrasos en estos pagos. Interrogado por la Contraloría, el director general del Metro, Ludolf Lausen Kuhlmann, dijo en oficio número 847, del 3 de agosto de 1983, que no sabía de intermediarios: “Los seguros contratados por esta dirección general durante el año 1983, con el Instituto de Seguros del Estado, fueron convenidos directamente con dicho instituto”.

Pero Lausen o no sabía -o no quería saber- que en esta creativa fórmula, el trabajo de los corredores consistía en cobrar limpias comisiones, no en andarse ensuciando las manos con mugrientas ventas. La empresa de la hija mayor de Pinochet lo hizo muy bien. Entre enero y julio de 1983 recibió del ISE el equivalente a 182.600 millones de pesos.

El entonces afortunado, segundo esposo de Lucia, Jorge Aravena, decidió agarrar lo suyo y el 26 de abril de 1983 agregó una nueva empresa al fabuloso negocio ofrecido por Marito, la firma Metrópoli Ltda., que ya en julio había recibido el equivalente en dinero actual por algo más de 231 millones de pesos.

Todo fue tan descarado, que funcionarios del ISE y de la Contraloría empezaron en mayo de ese año a filtrar datos sobre los espectaculares negocios que ofrecía el ISE. Tanto en la revista opositora "Hoy" como también en “Qué Pasa”, aparecieron hechos y nombres. Pinochet, temiendo que el escándalo estallara, tomó dos decisiones simultáneas: Dictó una norma que obligaba, de nuevo, a que los contratos de los organismos públicos con el ISE se hicieran directamente, y prescindiendo de terceros, sacó a Marito Gutiérrez de ese trabajo. La Contraloría inició un juicio de cuentas contra Gutiérrez, que por supuesto no prosperó. Nadie, mucho menos el primo, sufrieron consecuencia alguna.

Veamos como hacía sus negocios el vicepresidente del ISE, el tan mentado Marito Gutiérrez Ugarte. Por ejemplo, le vendió un terreno de la institución a la sociedad constructora Molina Morel Treinta y Ocho Ltda., 4.366 metros cuadrados en la avenida Apoquindo N° 3.795. Dicho suelo se pagó con ocho departamentos, ocho bodegas y doce estacionamientos del mismo edificio que se iba a levantar allí.

Una vez recibidos por parte del ISE los ocho departamentos y las ocho bodegas, más los doce estacionamientos, Marito, en representación del ISE adquirió supuestamente para la institución. Apenas firmó las escrituras pertinentes, vendió estos magníficos lugares a precio de huevo. Los compradores, muy suertudos ellos, fueron Mario Gutiérrez Ugarte, Hernán Villarino, secretario general del Instituto, el fiscal Renato Strappa, su hermano Raúl Strappa Lombardi, sin dejar de mencionar la compraventa realizada entre Guillermo Martínez Spikin (cónyuge de Jacqueline Pinochet Hiriart) y el ISE, por el departamento 21, bodega N° 21 y por el estacionamiento N° 79 del bello edificio construido en Apoquindo 3795.

Según la Contraloría, el precio de venta del terreno fue de raquíticos cinco millones de pesos de la época. El ISE se pagó con los ocho departamentos y el noveno, lo hizo suyo con 300 dólares al contado y 274.880 kilos de fierro provenientes de una obra paralizada del Instituto, en Valparaíso.

Posteriormente, los nueve departamentos con sus respectivas bodegas y estacionamientos, se enajenaron bajo las siguientes condiciones:
  1. 10% al contado;
  2. Crédito directo hipotecario en pesos por el saldo de precio a un plazo de 10 a 15 años.
  3. Interés del 12% sobre el saldo adeudado.
En el mercado financiero se ofrecían créditos hipotecarios con una cuota al contado del 25%; el resto del precio, con una hipoteca en UF a 12 y todo ellos con un 12 a un 18% anual de interés sobre el saldo de la deuda.

Los precios fueron de 72.000 a 79.000 dólares, con cuotas mensuales de 427 dólares, un poco más de 200.000 pesos mensuales de los actuales. Marito que se quedó con uno de los grandes, se cobró 97.500 dólares y se puso un canon mensual de 928,69 dólares.

Guillermo Martínez Spikin, el digámoslo bien “cafiche” de esos años que tenía Jacqueline Pinochet Hiriart, pagó 79.000 dólares con 168 cuotas mensuales.

En tanto, la Contraloría durante una auditoria integral de estados financieros efectuada al ISE durante 1983, comprobó diversas ilegalidades en el pago de comisiones por corretaje de seguros, negocios que hasta 1980 se hacían sin intermediarios, directamente, porque era obligación de las empresas estatales asegurarse con el ISE. Los clientes se entendían con el personal de planta que poseía el Instituto.

A raíz de todos estos negociados, durante el período en que fue ministro de Hacienda, Hernán Büchi Buc, se disminuyó el patrimonio del ISE de 4.600 millones de pesos aproximadamente al 1 de enero de 1985 a 1.432 millones de pesos al 30 de junio de 1988, tanto en seguros generales como en seguros de vida, con lo cual quedó reducido a un tercio de su capacidad.




Tras eso, vino la privatización tras un breve lapso en manos de CORFO. La Contraloría, dijo que al respecto del Instituto, “la rentabilidad y su situación patrimonial no muestra ningún resultado que permita una proyección o estimación futura, en atención a que el Fisco efectuó sucesivos retiros y traspasos de fondos a rentas generales en los últimos cinco ejercicios, disminuyendo el patrimonio del ISE y produciendo un efecto negativo en los resultados”.

Con el indignante cierre del caso Riggs, desligando a toda la familia Pinochet de toda responsabilidad, vale la pena recordar el pasado, en otra arista de robos de la hija mayor del dictador genocida, ladrón, y asesino Pinochet.

Una lápida que muestra como la DICTADURA le robó y le sigue robando a todos los chilenos y chilenas.


Felipe Henríquez Ordenes





Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Y Pinochet estornudó en el infierno…








~.~
Cabalgaba errante el asesino
por el averno, escupiendo fuego,
bebiendo sangre, sulfuro y vino.
¡Abridme paso ahora, no luego!
¡Abridme paso ahora, infieles!
O rasgaré la tierra de los vivos.
Vomitaré escombros y rieles
con cabezas insertas de chivos. 
~.~
Q.D.C.P (Que Descanses Como Puedas)



25 de noviembre del 2015, a 100 años del nacimiento del dictador genocida Augusto Pinochet. Feliz NO Cumpleaños.


A Usted Señor me Dirijo: Canción compuesta por Eduardo Yáñez e interpretada por Quilapayún. Aparece en el disco "Desde Chile Resistimos" (1976)

Video: Spartakku



Felipe Henríquez Ordenes





Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

domingo, 22 de noviembre de 2015

Labbé, el Homenaje a Pinochet y el límite de la Libertad de Expresión







El ex alcalde de Providencia, Cristián Labbé, señaló a los medios que; “declaro mi asombro ante el revuelo que causa un hecho como este, que no consiste sino en el ejercicio de la libertad de pensamiento y de expresión”. El hecho, es un acto homenaje por el aniversario del natalicio N° 100 de Augusto Pinochet. 

La ceremonia es organizada por la Fundación Pinochet a raíz de los 100 años del nacimiento del ex dictador, y que se realizará el miércoles 25 de noviembre del 2015 en el predio de Los Boldos, en Santo Domingo.

Pese a que el ex edil suele participar de encuentros de este tipo, desde su entorno explican que esta vez su asistencia adquiere una connotación especial. Esto en medio del proceso por asociación ilícita que Cristián Labbé enfrenta en causas de violaciones a los derechos humanos -en la que él acusa una persecución política- y los escasos respaldos que su postulación a la alcaldía de Providencia concitan en su partido, la UDI popular.

¿Cuál es el costo político que le pueda traer a un partido como la UDI este homenaje? Muchos, porque ese partido de por sí ya tiene el desprestigio suficiente, con un historial pinochetista del cual hoy se quieren desprender –pero siguen admirando y defendiendo la herencia del dictador- y que los ha hecho merecedores del desprecio de todo el pueblo. El presidente de la colectividad, Hernán Larraín intenta escamotear su respuesta al ser consultado por dicho homenaje. Creo que es mejor que sea sincero y le diga a su coterráneo que no asista para que ese acto no se agregue a la larga lista de eventos que saben provocará la repulsa colectiva no solo por dicho homenaje, sino que también para su partido.

Irónicamente, para los organizadores del acto, este homenaje honra a quién salvó al país de una dictadura marxista, y que el actual modelo económico es gracias al gobierno militar”, palabras textuales incluso de Cristián Labbé. Al contrario, para la inmensa mayoría de chilenos, este homenaje revive los recuerdos horrorosos del ayer, y revuelve una vez más la memoria de millones de chilenos que aún sufren de los espantosos crímenes que los militares al mando de Pinochet cometieron en su nombre. 

Es imperioso recordar los horribles crímenes que los esbirros perpetraron. Debemos recordar estos hechos para nunca olvidar que los hombres somos capaces de cosas tan horribles como torturar, violar y matar a una mujer embarazada por el solo hecho ser de izquierda y judía, solo por dar un ejemplo.  

Quiero enfatizar que me satisface que la democracia y la libertad chilena hoy sean honradas por todos, incluso por aquellos simpatizantes del cobarde dictador. A esos que cuando se le ocurre hacer este tipo de aberraciones no dejo de preguntarme; ¿Hasta dónde llega la libertad de expresión?

Para fácil comprensión, la libertad de expresión -según la RAE- "es el derecho de expresar, física, verbalmente o por escrito, cualquier pensamiento u opinión, positivo o negativo, sobre algo o alguien".

Esa libertad es un pilar fundamental para todo Estado democrático de derecho. Fortalece la participación ciudadana en asuntos de interés particular o colectivo, e implica un baluarte frente a la rendición de cuentas que todo Gobierno debe cumplir.

Con crítica o sin ella, toda opinión debe ir acompañada de una clara intención de contribuir en la reflexión de pensamiento de las personas hacia las que va dirigida, procurando motivarlas a analizar el tema expuesto y a orientar su perspectiva.

La opinión, sin lugar a dudas, debe ser ejercida dentro de un marco de responsabilidad, pues quien tiene en sus manos la manifestación de sus pensamientos debe poseer también claridad sobre las eventuales consecuencias que, por afectación a la moral, el orden público o a terceros, se puedan generar.

Ningún derecho es absoluto. Ningún derecho o libertad tiene un carácter absoluto en cuanto a su ejercicio. Es una máxima que se conoce, principalmente, en el mundo del Derecho, y que se traduce, coloquialmente, en que el hecho de gozar de esa libertad no me legitima para hacer lo que me plazca frente a los demás.

Dicho todo eso, vuelvo a preguntar: ¿Hasta dónde llega el derecho a la libertad de expresión?

Pese a que durante los años de la dictadura de Pinochet, la libertad de expresión fue cercenada para la mayoría de los chilenos, quién osara en rebelarse, automáticamente su vida caía en un riesgo inminente y, los mismos que en dictadura prohibieron esa libertad, hoy invocan la libre expresión para homenajear a uno de los personajes más cobardes de la historia. 

En Chile, no existe una ley que impida el homenaje a un cobarde genocida o cualquier otro tipo de manifestación que atenta en la memoria de todo un país. Un acto deleznable cuyo único propósito es la provocación de una sociedad herida en el alma. Homenajear a quién fue el responsable directo de la destrucción de miles y miles de familias, es lisa y llanamente abrir nuevamente esa herida sangrante sin cicatrizar. Pisotear con la bota militar una vez más en la memoria histórica. Fomentar el escándalo público es, por lejos, el acto más bajo que alguien pueda hacer, y que solo relucirá la pobreza de espíritu, ignominia y miseria humana de quien convoca dicho homenaje.

No puede entenderse que quien hace uso de dicha libertad está autorizado para atropellar los derechos de la mayoría de los ciudadanos que hoy repudian esos actos. La libertad de expresión no puede convertirse en una herramienta para vulnerar a otros, para recordar odios añejos o para incentivar la violencia.

Así como cualquier persona tiene el derecho de demandar o denunciar responsablemente, así también quienes manifiesten sus opiniones, deben cumplir con esa consigna ética dentro del marco del respeto y la buena fe hacia los demás.

Por más convulso que se encuentre el escenario de la ingobernabilidad en nuestro país, los chilenos debemos aprovechar el hermoso beneficio que nos da la democracia.

Puedo incluso citar aquella bella frase atribuida a Voltaire: “Estoy en total desacuerdo con tus ideas, pero daría gustoso mi vida por defender tu derecho a expresarlas". Hoy, en el 2015 ha ganado la libertad y la democracia al punto que quienes las persiguieron ayer, hoy las invocan para que éste tipo de homenajes se pueda incluir en el recto ejercicio de la libertad de expresión y de una justa concepción de la democracia. ¿Qué diría Voltaire en este caso? Lo condenaría ironizando: “Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo”?. ¿Eso?  Me tomo en serio el desafío planteado y pregunto: ¿Tienen o no razón Cristián Labbé y los miembros de la Fundación Pinochet para invocar la libertad de expresión y el respeto democrático?

La dignidad, igualdad y libertad del ser humano, de todo ser humano, nos obligan a respetar ese derecho de expresar ideas por muy repugnantes que nos parezcan. Por lo demás sólo en ese trato recíproco puedo reclamar mi derecho a una igual libertad de expresión; la misma que los chilenos pedían a gritos que se respetase en plena época de la dictadura. No le corresponde al Estado dar por buenos unos argumentos y silenciar a los que considera erróneos o inmorales. Eso es romper con la neutralidad valórica de un Estado laico y acercarnos peligrosamente al autoritarismo o al totalitarismo. Hasta aquí Labbé y los miembros de la Fundación Pinochet tienen la razón de su lado. Sin embargo, si miramos las cosas desde la perspectiva de la comunidad y la democracia, el debate vuelve a la palestra. 

En efecto, cuando fundamentamos la libertad de expresión desde esta perspectiva, de lo que se trata es proteger y ampliar los términos de la discusión pública. Todos tienen derecho de plantear sus puntos de vista respecto de todos los temas a través de la más intensa e inclusiva deliberación. Sólo así existirá una opinión pública clara, que es la base sobre la cual se edifica la democracia fundada en el libre consentimiento de los ciudadanos y ciudadanas. Pero, atención, de lo que se trata es fortalecer la democracia, el pluralismo y la libertad; no de pulverizarlos.

¿Por qué habrían de prevalecer tan claramente los derechos de los primeros sobre los de los otros? En este caso, ¿deben los familiares de los más de tres mil detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, o de los treinta mil torturados tolerar que les vuelvan a recordar sus dolores y encima sus actos sean justificados por la tan manoseada libertad de expresión o, escuchar que sus victimarios son salvadores y no verdugos? ¿Deben los miembros del actual Ejército de Chile y de la derecha chilena aceptar resignadamente que se vuelva a recordar a todos que en sus filas hubo gente como Miguel Krassnoff, Alvaro Corbalán o el mismo Pinochet? ¿Deben los chilenos aprobar que se vuelvan a preferir eventuales palabras de odio o de justificación del quiebre democrático que puedan llevar a un peligro claro e inminente de una nueva violencia política entre los chilenos? ¿Ayuda esto al Bien Común? El asunto es, a lo menos cuestionable y, amerita una reflexión que supere todo cliché.

En mi caso pienso que sólo un juicio prudencial y un acto de fe pueden resolver la duda. La prudencia dice que los beneficios que se obtendrían, así como en Alemania, de prohibir judicialmente un homenaje como el convocado -Apologías a Hitler están penalizada-, en el que se podrían proferir palabras de odio y llamados a la violencia política, serán menores que los perjuicios que produce casi siempre la censura; a ratos muy odiosa y eventual provocadora de nefastas reacciones. Peor aún, si en aquel homenaje se intenta evitar mediante las vías de hecho, casi siempre amigas del autoritarismo. El acto de fe es creer que el ser humano, puesto ante la evidencia del mal y de su retorcida justificación, termina por ver con más claridad lo que diferencia al asesino del inocente, al ángel del demonio. Así puede optar racionalmente por una moral que proclama desde el nacimiento de Occidente que “más vale soportar una injusticia que practicarla”. 

Ojalá que los organizadores, suspendan este nuevo homenaje ni más ni menos que al más cobarde de los dictadores latinoamericanos y probablemente del mundo. Que lo suspendan humildemente por el bien de Chile. Si insisten, que reciban por respuesta el silencio y el más profundo e indignado desprecio de millones de chilenos y chilenas que diremos de este nuevo pisoteo a la memoria de aquellos que fueron y aún siguen siendo víctimas, el poder decir: “Nunca más”.

En el futuro, no permitamos que las facilidades brindadas por la tan manoseada libertad de expresión nos lleven a cometer ligerezas de las que podamos arrepentirnos, todo por creer equivocadamente que la libertad de expresión la podemos ejercer sin límite alguno.

En conclusión, la Fundación Pinochet y el violador de los derechos humanos, Cristian Labbé pueden hacerles los homenajes que quieran a su "prócer salvador", o a cualquier otro de sus esbirros genocidas, pero que les quede muy claro el lugar que ellos ocupan y seguirán ocupando en nuestra historia, porque nada, nada podrá borrarles el estigma, de asesinos y traidores a la patria. 


Felipe Henríquez Ordenes






Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

viernes, 20 de noviembre de 2015

Cuando el asesino Álvaro Corbalán le cantó al reencuentro: "Hay que dejar rencores atrás"







Álvaro Corbalán Castilla, quizás el agente represor operativo más temido en dictadura a estas alturas. Es un coleccionista de penas por violaciones a los Derechos Humanos. 

El ex oficial de Ejército retirado de 64 años, miembro del DINE, del Comando Conjunto y de la CNI y pese a llevar cerca de 20 años preso, siempre ha contado con privilegios como salidas no autorizadas para hacer compras e incluso viajes a la costa.

Oficial del Ejército en retiro. Jefe de la brigada operativa de la CNI cuando era mayor del Ejército. Organizó el asesinato del sindicalista Tucapel Jiménez y además está implicado en la Operación Albania, en la que fueron asesinados en junio de 1987, 12 (doce) miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

Este criminal de la CNI, participó y es autor de numerosos asesinatos, además, cuando se vio que posiblemente enfrentaría la justicia, no trepidó y, cobardemente involucró a sus jefes directos, Augusto Pinochet y Hugo Salas Wenzel, rompiendo con esto el "Código de Silencio" que entre ellos se juramentaron.

En la llamada Operación Albania, que se registró entre el 15 y 16 de junio de 1987 durante el feriado de Corpus Christi, doce personas que pertenecían al Frente Patriótico Manuel Rodríguez fueron asesinadas en distintos lugares de Santiago.

Según las versiones oficiales de la dictadura militar, estas personas murieron en "enfrentamientos con las fuerzas de seguridad", pero las autopsias demostraron que los disparos fueron hechos cuando las víctimas se encontraban tendidas en el piso. 

Fechas importantes en el caso:

  • El 15 de julio de 1993 la corte marcial determina que este caso debe continuar siendo investigado por la justicia militar. 
  • Ese mismo año, pero el 7 de octubre, es levantada la prohibición de informar sobre el caso. 
  • El 8 de noviembre de 1995 la corte marcial modifica la tipificación del delito. Ello porque considera que en la Operación Albania no hubo enfrentamientos, sino que se trataron de homicidios calificados. 
  • El 5 de enero el segundo juzgado militar intenta cerrar las indagaciones, pero sufre un revés ya que la Corte Suprema ordena nuevas diligencias en la causa. 
  • El uno de abril de 1998, el juez Hugo Dolmestch es nombrado ministro en visita para el caso Albania. 
  • Ese mismo año el magistrado solicita al comandante en jefe del Ejército que sean individualizados los miembros de la institución que se desempeñaron en la CNI. 
  • El primero de junio del 2000 el caso Operación Albania paso a manos de la justicia civil, según una decisión de la segunda sala de la Corte Suprema. 
  • El 10 de abril del 2001 Juica, quien había tomado el caso cuando paso a la justicia civil, decidió procesar al general en retiro Hugo Salas Wenzel, como autor de los crímenes cometidos por la Operación Albania. Este era el director nacional de la CNI al momento de perpetrarse los asesinatos de las 12 personas. 

Su veta artística... la de un artista frustrado.

Componiendo desde Punta PeucoTal como lo contaba él mismo en una entrevista de revista Cosas a finales de los años 80, el ex agente aseguraba tener un contrato con el extinto sello de música Odeón, firmado en 1974. En el documento se comprometía a grabar dos discos por años, según detalla la revista. “Sin embargo, otras responsabilidades superiores me alejaron de esa actividad”, explicó el ex mayor en su entrevista, sin detallar a qué “tareas” se refería. Durante años Corbalán se hizo cargo del temido cuartel Borgoño de la CNI, al que se le atribuyen los crímenes emblemáticos de la dictadura de Pinochet.

La veta de artista, según ha dicho, le vino de parte de su madre, la recientemente fallecida Marta Castilla Geisse, quien publicó libros de poesía y fue concertista en piano.

Corbalán declaraba en esos tiempos que le gustaba escuchar Liszt, Chopin y Mozart, además de Frank Sinatra, Paco de Lucía y el Huaso González. Además, confesaba que leía a Manuel Magallanes y al poeta chileno Carlos Pezoa Véliz.

El ex agente, conocido también como “El Faraón”, se encontraba hasta el día de ayer recluido en uno de los módulos de Punta Peuco, donde compartía con Raúl Eduardo Iturriaga Neumann y con Carlos Herrera Jiménez, alias Bocaccio.

El año 2012 Corbalán hizo noticia luego de un reportaje del Centro de Investigación CiperChile, donde se revelaban los detalles de un “informe de inteligencia” que había preparado para el presidente Piñera y en el que aseguraba ser capaz de anular el liderazgo de la candidata de La Nueva Mayoría Michelle Bachelet y de solucionar el conflicto con el pueblo mapuche en el sur de nuestro país.

En ese mismo documento, Corbalán adjuntaba una canción que había compuesto para la reconciliación del país, a propósito de los crímenes cometidos en dictadura, que sería interpretada por la cantante Patricia Maldonado, pero algo sucedió, porque terminó cantándola él mismo. Tanto el documento como la letra de la melodía causaron indignación y un escándalo de proporciones: "La canción por el reencuentro".

 
Clic para ampliar las imágenes




"El tiempo ayuda a perdonar, nos debe una oportunidad, mejor el bien que el mal... si nos queremos reconciliar (...) Hay que dejar rencores atrás".

¿Perdonar qué cosa? ¿Perdonar a quién? Un momento, detengamos acá. Si hay algo que los familiares directos de las víctimas -familiares de los cuales me incluyo- de los más horrendos crímenes de los esbirros de Pinochet, nunca hemos pedido, ni mucho menos hemos buscado, esos, los falsos perdones, porque para hipocresías no estamos. En el caso de los genocidas, no exigimos sus perdones: exigimos justicia, nada más ni nada menos.

Con el traslado de Álvaro Corbalán a la Cárcel de Alta Seguridad (CAS), es muy posible que el Gobierno haya querido mostrar un golpe de autoridad para todos los condenados por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante los 17 años de Terrorismo de Estado en Chile. Pero más bien me parece que cuando La Moneda nos insiste una y otra vez que "el Penal de Punta Peuco es una cárcel como cualquier otra", podrían estar anulando o al menos dilatando un posible cierre exigido hasta el cansancio por muchos y, aunque desde La Moneda se esfuercen en decirnos lo contrario, todos sabemos que las condiciones de dicho penal son incomparables a las otras cárceles comunes de Chile. 

Dejo la pregunta por acá, y me retiraré silenciosamente, porque seguramente alguien tiene una respuesta: dictamen que, precisamente NO tenemos los familiares de las víctimas. 

¿Por qué un ladrón de gallinas debe pasar por la cárcel de San Miguel y un cobarde genocida violador de los derechos humanos debe pasar en el mejor penal de Chile, especialmente creado para militares? Y sobre todo, por qué aún le dan el derecho de trasladarlo al Hospital Militar para hacerles exámenes médicos.


¿Igualdad ante la ley? Juzgue usted.




Felipe Henríquez Ordenes


Con información de The Clinic y CNN Chile.

¿Te gustó esta nota?

Artículo Relacionado
Retazos de la memoria, por Felipe Henríquez Ordenes: Recordando el cierre de Penal Cordillera. Presidenta Bachelet: ¿No cerrará Punta Peuco?




Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

viernes, 13 de noviembre de 2015

La historia de una reina embarazada, Detenida y Desaparecida: Gloria Lagos Nilsson







Gloria Esther Lagos Nilsson, casada, 3 hijos, embarazada de tres meses, militante del MIR, fue detenida en su domicilio por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional DINA, en presencia de sus tres hijos, el día 26 de agosto de 1974.

Gloria Lagos Nilsson era alta, delgada, trigueña, hermosa, alegre, llena de vida, de ojos grises, de mirada profunda y dulce, extraordinariamente cariñosa. Al momento de ser detenida el día 26 de agosto de 1974 tenía 28 años y se encontraba embarazada de tres meses y medio. Tenía tres hijos: Hector de 10 años, Marcela de 8 y Patricio de 6. Había nacido en Punta Arenas, al sur de Chile el día 29 de septiembre de 1945. 

Los hijos de Gloria: Hector (10), Marcela (8) y Patricio (6) Meza Lagos. | Foto Familiar


De. profesión secretaria, Gloria trabajó en La Moneda junto al presidente Salvador Allende a quien admiraba profundamente. Sus hijos pequeños la habían acompañado varias veces al palacio presidencial. Después del golpe militar su casa fue allanada violentamente en dos oportunidades.


Gloria Lagos Nilsson
Seis días antes de su secuestro, Gloria había presentado en el Comité por la Paz un Recurso de Amparo por Julio Humberto Rodríguez Jorquera, su conviviente, quien había sido detenido por el Servicio de Inteligencia Militar. El mismo día que la detuvieron venía de presentar un nuevo Recurso de Amparo, el que consta en los archivos del Comité por la Paz y según el relato del abogado Álvaro Varela, tal como él lo relata, la mayoría de los días, Gloria iba mañana y tarde.

Al llegar a su casa los vecinos le advirtieron que no entrara pues había hombres armados en su departamento, a lo que Gloria respondió: “como no voy a entrar si están mis hijos adentro”. Esa noche los agentes habían conducido a Julio Humberto a casa de Gloria donde ella y sus hijos lo vieron brutalmente torturado. 

En esa oportunidad Julio Humberto logró huir por la cocina del departamento ante un descuido de sus aprehensores. Testigos afirman que Gloria fue llevada de rehén debido a la huida de Julio, quién luego logró asilarse en una embajada. Muchos años después su hija Marcela relató a sus diecinueve años el secuestro de su madre: “en ese momento tocaron la puerta en forma violenta preguntando por mi madre, ante nuestra desesperación y súplica, los militares -Osvaldo "Guatón" Romo- respondieron que no nos preocupáramos, que le harían algunas preguntas y que al día siguiente estaría de regreso”. 

Marcela tiene la imagen grabada nítidamente en la memoria, como si hubiera sido ayer: “cuando vi que mi madre se alejaba, desde la ventana lloré y grité una y otra vez que no se la llevaran, allí divisé a unos hombres vestidos como para la guerra. Yo quería que mi madre se quedara conmigo, con nosotros tres, pero no fue así”.

Testigos vieron a Gloria Lagos Nilsson por última vez. 
Adriana Urrutia, quien estuvo detenida con Gloria Lagos Nilsson, en una pieza de incomunicados de Cuatro Álamos, declaró: “Ya no recuerdo bien las fechas, estábamos muchas como yo en calidad de prisioneras, no teníamos noción del tiempo, apenas sabíamos si era día o era noche, pero sí fueron los últimos días de septiembre o comienzos de octubre de 1974 cuando los milicos entraron a nuestra pieza con una mujer alta, delgada, tez clara, ojos muy lindos, posiblemente verdes, muy hermosa y se encontraba embarazada. Venía muy asustada, nerviosa, nos relató que la habían detenido en su hogar. Estaba desesperada porque sus tres hijos habían quedado solos llorando en su departamento. Nos dijo que se llamaba Gloria Esther Lagos Nilsson, nos reveló todo lo que con ella había pasado, de cómo entró de todos modos a su casa a pesar de la advertencia de sus vecinos, de cómo su conviviente se había fugado de la DINA...”. A principios de septiembre Adriana fue trasladada a libre plática, Gloria quedó en el pabellón de incomunicados. “La esperamos; a Tres Álamos no llegó nunca”.

Información Judicial.
El 07 de noviembre del 2014, en fallo unánime de la Corte de Apelaciones ratificó la decisión de condenar a Manuel Contreras, Miguel Krasnoff, Basclay Zapata y Orlando Manzo a penas de diez años y un día por su responsabilidad en el secuestro de la militante del MIR, Gloria Lagos Nilsson, detenida y desaparecida desde el 26 de agosto de 1974, víctima que pasó por los centros de detención clandestinos de José Domingo Cañas y Cuatro Álamos. 


Declaración de su hija Marcela Meza Lagos a sus 19 años en 1985.

“Mi madre Gloria Esther Lagos Nilsson, nacida en Punta Arenas el 29 de septiembre de 1945, tenía 28 años, llena de vida, hermosa, madre de tres hijos: Héctor, el mayor, de diez años; yo, Marcela, con ocho, Patricio, el más chico, de seis, y otro que venía en camino, contaba con casi tres meses de gestación; teníamos tanto par delante, pero el 26 de agosto de 1974 cambió el curso de vida para todos. Entrando la tarde, mamá llega muy agitada, dice que tiene que volver a salir, pero que al día siguiente estaríamos todos juntos, sin embargo tocan la puerta, preguntan por ella, luego me entero que eran del Servicio de Inteligencia Militar. Nos dicen que no nos preocupemos, que le harán unas preguntas y que al día siguiente en la mañana estaría de regreso en casa. 

Qué ironía! han pasado once años y siete meses de esto. En ese instante cuando vi que mi madre se alejaba, mi reacción desató en llanto, no entendía por qué esas personas a quienes nunca había visto, se llevaban a mi madre y por qué en la puerta de entrada del edificio estaban unos militares vestidos como para la guerra, no seguía entendiendo nada, sólo atinaba a llorar y gritar "no se la lleven, no se la lleven". Yo quería a que mi mamá se quedara conmigo, pero no fue así. Se habían llevado a mi madre quitándome el derecho de seguir compartiendo mi vida con ella, de desarrollarme como hija, me negaron el derecho de tener una amiga, una compañera, el ser humano más cercano a mi existencia, y a ella, junto con negarle el derecho de ser madre, le negaron el derecho de desarrollarse como un ser humano libre. Ahora tengo 19 años, más de una década ha marcado mi camino y a pesar de eso, los recuerdos siguen grabados, fueron tan impacientes para mi mente infantil; cómo olvidar el Golpe de Estado si mi madre lo único que repetía ese 11 de septiembre era: "lo mataron, esos asesinos lo mataron". Luego supe que el Presidente Allende era quien había muerto y a mí me dio mucha pena porque yo lo conocía, pues mi mama trabajaba en La Moneda, era secretaria y muchas veces estuvimos allí; ahora todo se había acabado. 

Después del golpe, nuestra casa fue allanada en dos o tres oportunidades, los vidrios rotos, las camas despedazadas, estaba recién empezando toda la ola de terror que cubriría nuestras vidas y la de todos los chilenos. En el segundo trimestre del 74, mi tío se asilaba en la embajada mexicana, mi mamá sufrió mucho cuando tuvo que separarse de su hermano, en ese momento nadie se imaginaba que meses después ella seria detenida y que nunca más se sabría de lo que le había ocurrido. Un par de años después viajaría yo a Venezuela, lugar donde se habían trasladado mis tíos y mis primas, quedando mis hermanos acá en Chile con los abuelos paternos (mis abuelos maternos fallecieron en 1969). Con ellos viví y sufrí el exilio y toda su problemática humana y esto, unido a la desaparición de mi mamá hacia que viviéramos en constante angustia e incertidumbre. Por medio de mi tío pude conocer mucho más a mi madre, él la admiraba mucho, siempre la llenaba de virtudes, gracias a él aprendí a quererla infinitamente, a sentirme orgullosa de su persona, sé que fue una gran mujer y que todo lo que hizo fue ser consecuente con sus ideas, mi tío me decía que tenerme a su lado, era tener un pedacito de ella con él. 

Se hicieron los trámites legales, el 27 de agosto de 1974 se presenta un recurso de amparo, rol No. 1.004 y querella por presunta desgracia el 31 de mayo de 1976, en fin, todo aquello que permitiera dar con su paradero, pero todo ha sido inútil, el gobierno sigue negando y yo sigo esperando. Hace dos años y medio he retornado a mi patria, las cosas no han sido fáciles, tanta gente como yo sigue esperando que respondan ante tantos hechos. Ahora pienso en todas las mujeres que como ella cayeron, en cuál habrá sido su destino en manos de los criminales, pienso en mi tío exiliado de la patria que lo vio nacer, pienso en todos los compañeros que han sido víctimas de esta dictadura de muerte y me doy cuenta que hay tanto para seguir luchando, tanto para seguir fuertes en el camino hacia la libertad y para seguir exigiendo justicia, porque no renunciaré a conocer toda la verdad acerca de lo sucedido con mi madre y con todos los detenidos desaparecidos, y porque la justicia castigue a los culpables”. 

La familia de Gloria vivió desde el momento mismo del golpe la persecución y la represión. Su domicilio allanado en varias oportunidades, los golpes y gritos, niños llorando y el temor. Parte de su familia, como fue el caso de su hermano Jorge Lagos Nilsson, salió al exilio mientras otros como Gloria eran detenidos. Desde su detención, comenzaría un largo camino de incertidumbre y trauma para los familiares de Gloria, que recorrieron uno tras otro lugar para tratar de dar con su paradero, incluyendo recursos de amparo, querellas y otros trámites en una justicia que cerraba los ojos o miraba con indiferencia, también actuando con complicidad en otros casos.


Jorge Lagos Nilsson
Su hermano Jorge murió en el año 2013, era un escritor, ensayista y periodista. Como cuenta un reportaje de Ernesto Carmona uno de sus grandes dolores fue la pérdida de su hermana Gloria. Jorge escribió una crónica en el año 2007 “Osvaldo Romo: Los perros mueren sin amo” donde reseña lo que es Chile “una caja de complicidades. La sociedad chilena no quiere ver su tragedia. Compra caramelos para combatir el horror. Los vende la coalición de gobierno, los fabrica la oposición al gobierno. Ambos lo distribuyen: es el pacto”, relata además que “Gloria Esther Lagos Nilsson fue muerta por Romo. Es mi hermana. Alguna vez un tribunal militar dijo que no. Su cuerpo desapareció. También el del hijo que anidaba en su vientre. Esos ‘jueces’ caminan por las calles. Toman café”. Y sigue con dolor “Amé a mi hermana. Ella no querría que lo olvidara.  

“Gloria” 
Canción ganadora del concurso “Mala Memoria” organizado por Museo de la Memoria y los DDHH, Balmaceda Arte Joven y Museo de la Solidaridad Salvador Allende. Tema original compuesto por la cantautora chilena Vilú (Annie Bay) en honor a Gloria Esther Lagos NIlsson. ​
 

Hasta Encontrarte
Teaser del Proyecto Documental "Hasta Encontrarte" el cual, se encuentra en etapa de rodaje y post producción. En él, conoceremos de cerca el caso de Gloria Lagos Nilsson, detenida desaparecida. Su detención, fue el día 26 de Agosto de 1974. Gloria, era madre de 3 pequeños y se encontraba embarazada de un cuarto hijo, al momento de su detención.



Marcela... 41 años después.


Marcela Meza Lagos | Foto: Fernando Lavoz (AFI)







.



"40 años después se han ganado los juicios penales y civiles, que me dejan con sabor a poco. 

41 años después aun no sabemos cual fue el destino final de Gloria.

Gloria se merece descanso.

Gloria se merece memoria.

Un acto para Gloria es mi forma de gritar su existencia, porque Gloria es mi madre..."


Gloria Esther Lagos Nilsson
"HASTA ENCONTRARTE".



Quiero agradecer a la hija de Gloria Esther Lagos Nilsson; Marcela Meza Lagos, por proporcionarme con tanto cariño el material fotográfico y su testimonio. Acá la historia de su hermosa madre corregida, de muchas impresiones que incluso en portales oficiales se debe recalcar que hay errores. Todo lo relatado acá está supervisado por Marcela. 


Felipe Henríquez Ordenes

Fuentes: 
- CEME: Centro de Estudios Miguel Enríquez
- Memoria Viva

Artículo Relacionado
Retazos de la memoria, por Felipe Henríquez Ordenes: Grávidas Mariposas de Chile ~ Mujeres DD.DD que tenían un hijo en sus vientres






Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

La historia de una reina embarazada, Detenida y Desaparecida: Gloria Lagos Nilsson







Gloria Esther Lagos Nilsson, casada, 3 hijos, embarazada de tres meses, militante del MIR, fue detenida en su domicilio por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional DINA, en presencia de sus tres hijos, el día 26 de agosto de 1974.

Gloria Lagos Nilsson era alta, delgada, trigueña, hermosa, alegre, llena de vida, de ojos grises, de mirada profunda y dulce, extraordinariamente cariñosa. Al momento de ser detenida el día 26 de agosto de 1974 tenía 28 años y se encontraba embarazada de tres meses y medio. Tenía tres hijos: Hector de 10 años, Marcela de 8 y Patricio de 6. Había nacido en Punta Arenas, al sur de Chile el día 29 de septiembre de 1945. 

Los hijos de Gloria: Hector (10), Marcela (8) y Patricio (6) Meza Lagos. | Foto Familiar


De. profesión secretaria, Gloria trabajó en La Moneda junto al presidente Salvador Allende a quien admiraba profundamente. Sus hijos pequeños la habían acompañado varias veces al palacio presidencial. Después del golpe militar su casa fue allanada violentamente en dos oportunidades.


Gloria Lagos Nilsson
Seis días antes de su secuestro, Gloria había presentado en el Comité por la Paz un Recurso de Amparo por Julio Humberto Rodríguez Jorquera, su conviviente, quien había sido detenido por el Servicio de Inteligencia Militar. El mismo día que la detuvieron venía de presentar un nuevo Recurso de Amparo, el que consta en los archivos del Comité por la Paz y según el relato del abogado Álvaro Varela, tal como él lo relata, la mayoría de los días, Gloria iba mañana y tarde.

Al llegar a su casa los vecinos le advirtieron que no entrara pues había hombres armados en su departamento, a lo que Gloria respondió: “como no voy a entrar si están mis hijos adentro”. Esa noche los agentes habían conducido a Julio Humberto a casa de Gloria donde ella y sus hijos lo vieron brutalmente torturado. 

En esa oportunidad Julio Humberto logró huir por la cocina del departamento ante un descuido de sus aprehensores. Testigos afirman que Gloria fue llevada de rehén debido a la huida de Julio, quién luego logró asilarse en una embajada. Muchos años después su hija Marcela relató a sus diecinueve años el secuestro de su madre: “en ese momento tocaron la puerta en forma violenta preguntando por mi madre, ante nuestra desesperación y súplica, los militares -Osvaldo "Guatón" Romo- respondieron que no nos preocupáramos, que le harían algunas preguntas y que al día siguiente estaría de regreso”. 

Marcela tiene la imagen grabada nítidamente en la memoria, como si hubiera sido ayer: “cuando vi que mi madre se alejaba, desde la ventana lloré y grité una y otra vez que no se la llevaran, allí divisé a unos hombres vestidos como para la guerra. Yo quería que mi madre se quedara conmigo, con nosotros tres, pero no fue así”.

Testigos vieron a Gloria Lagos Nilsson por última vez. 
Adriana Urrutia, quien estuvo detenida con Gloria Lagos Nilsson, en una pieza de incomunicados de Cuatro Álamos, declaró: “Ya no recuerdo bien las fechas, estábamos muchas como yo en calidad de prisioneras, no teníamos noción del tiempo, apenas sabíamos si era día o era noche, pero sí fueron los últimos días de septiembre o comienzos de octubre de 1974 cuando los milicos entraron a nuestra pieza con una mujer alta, delgada, tez clara, ojos muy lindos, posiblemente verdes, muy hermosa y se encontraba embarazada. Venía muy asustada, nerviosa, nos relató que la habían detenido en su hogar. Estaba desesperada porque sus tres hijos habían quedado solos llorando en su departamento. Nos dijo que se llamaba Gloria Esther Lagos Nilsson, nos reveló todo lo que con ella había pasado, de cómo entró de todos modos a su casa a pesar de la advertencia de sus vecinos, de cómo su conviviente se había fugado de la DINA...”. A principios de septiembre Adriana fue trasladada a libre plática, Gloria quedó en el pabellón de incomunicados. “La esperamos; a Tres Álamos no llegó nunca”.

Información Judicial.
El 07 de noviembre del 2014, en fallo unánime de la Corte de Apelaciones ratificó la decisión de condenar a Manuel Contreras, Miguel Krasnoff, Basclay Zapata y Orlando Manzo a penas de diez años y un día por su responsabilidad en el secuestro de la militante del MIR, Gloria Lagos Nilsson, detenida y desaparecida desde el 26 de agosto de 1974, víctima que pasó por los centros de detención clandestinos de José Domingo Cañas y Cuatro Álamos. 


Declaración de su hija Marcela Meza Lagos a sus 19 años en 1985.

“Mi madre Gloria Esther Lagos Nilsson, nacida en Punta Arenas el 29 de septiembre de 1945, tenía 28 años, llena de vida, hermosa, madre de tres hijos: Héctor, el mayor, de diez años; yo, Marcela, con ocho, Patricio, el más chico, de seis, y otro que venía en camino, contaba con casi tres meses de gestación; teníamos tanto par delante, pero el 26 de agosto de 1974 cambió el curso de vida para todos. Entrando la tarde, mamá llega muy agitada, dice que tiene que volver a salir, pero que al día siguiente estaríamos todos juntos, sin embargo tocan la puerta, preguntan por ella, luego me entero que eran del Servicio de Inteligencia Militar. Nos dicen que no nos preocupemos, que le harán unas preguntas y que al día siguiente en la mañana estaría de regreso en casa. 

Qué ironía! han pasado once años y siete meses de esto. En ese instante cuando vi que mi madre se alejaba, mi reacción desató en llanto, no entendía por qué esas personas a quienes nunca había visto, se llevaban a mi madre y por qué en la puerta de entrada del edificio estaban unos militares vestidos como para la guerra, no seguía entendiendo nada, sólo atinaba a llorar y gritar "no se la lleven, no se la lleven". Yo quería a que mi mamá se quedara conmigo, pero no fue así. Se habían llevado a mi madre quitándome el derecho de seguir compartiendo mi vida con ella, de desarrollarme como hija, me negaron el derecho de tener una amiga, una compañera, el ser humano más cercano a mi existencia, y a ella, junto con negarle el derecho de ser madre, le negaron el derecho de desarrollarse como un ser humano libre. Ahora tengo 19 años, más de una década ha marcado mi camino y a pesar de eso, los recuerdos siguen grabados, fueron tan impacientes para mi mente infantil; cómo olvidar el Golpe de Estado si mi madre lo único que repetía ese 11 de septiembre era: "lo mataron, esos asesinos lo mataron". Luego supe que el Presidente Allende era quien había muerto y a mí me dio mucha pena porque yo lo conocía, pues mi mama trabajaba en La Moneda, era secretaria y muchas veces estuvimos allí; ahora todo se había acabado. 

Después del golpe, nuestra casa fue allanada en dos o tres oportunidades, los vidrios rotos, las camas despedazadas, estaba recién empezando toda la ola de terror que cubriría nuestras vidas y la de todos los chilenos. En el segundo trimestre del 74, mi tío se asilaba en la embajada mexicana, mi mamá sufrió mucho cuando tuvo que separarse de su hermano, en ese momento nadie se imaginaba que meses después ella seria detenida y que nunca más se sabría de lo que le había ocurrido. Un par de años después viajaría yo a Venezuela, lugar donde se habían trasladado mis tíos y mis primas, quedando mis hermanos acá en Chile con los abuelos paternos (mis abuelos maternos fallecieron en 1969). Con ellos viví y sufrí el exilio y toda su problemática humana y esto, unido a la desaparición de mi mamá hacia que viviéramos en constante angustia e incertidumbre. Por medio de mi tío pude conocer mucho más a mi madre, él la admiraba mucho, siempre la llenaba de virtudes, gracias a él aprendí a quererla infinitamente, a sentirme orgullosa de su persona, sé que fue una gran mujer y que todo lo que hizo fue ser consecuente con sus ideas, mi tío me decía que tenerme a su lado, era tener un pedacito de ella con él. 

Se hicieron los trámites legales, el 27 de agosto de 1974 se presenta un recurso de amparo, rol No. 1.004 y querella por presunta desgracia el 31 de mayo de 1976, en fin, todo aquello que permitiera dar con su paradero, pero todo ha sido inútil, el gobierno sigue negando y yo sigo esperando. Hace dos años y medio he retornado a mi patria, las cosas no han sido fáciles, tanta gente como yo sigue esperando que respondan ante tantos hechos. Ahora pienso en todas las mujeres que como ella cayeron, en cuál habrá sido su destino en manos de los criminales, pienso en mi tío exiliado de la patria que lo vio nacer, pienso en todos los compañeros que han sido víctimas de esta dictadura de muerte y me doy cuenta que hay tanto para seguir luchando, tanto para seguir fuertes en el camino hacia la libertad y para seguir exigiendo justicia, porque no renunciaré a conocer toda la verdad acerca de lo sucedido con mi madre y con todos los detenidos desaparecidos, y porque la justicia castigue a los culpables”. 

La familia de Gloria vivió desde el momento mismo del golpe la persecución y la represión. Su domicilio allanado en varias oportunidades, los golpes y gritos, niños llorando y el temor. Parte de su familia, como fue el caso de su hermano Jorge Lagos Nilsson, salió al exilio mientras otros como Gloria eran detenidos. Desde su detención, comenzaría un largo camino de incertidumbre y trauma para los familiares de Gloria, que recorrieron uno tras otro lugar para tratar de dar con su paradero, incluyendo recursos de amparo, querellas y otros trámites en una justicia que cerraba los ojos o miraba con indiferencia, también actuando con complicidad en otros casos.


Jorge Lagos Nilsson
Su hermano Jorge murió en el año 2013, era un escritor, ensayista y periodista. Como cuenta un reportaje de Ernesto Carmona uno de sus grandes dolores fue la pérdida de su hermana Gloria. Jorge escribió una crónica en el año 2007 “Osvaldo Romo: Los perros mueren sin amo” donde reseña lo que es Chile “una caja de complicidades. La sociedad chilena no quiere ver su tragedia. Compra caramelos para combatir el horror. Los vende la coalición de gobierno, los fabrica la oposición al gobierno. Ambos lo distribuyen: es el pacto”, relata además que “Gloria Esther Lagos Nilsson fue muerta por Romo. Es mi hermana. Alguna vez un tribunal militar dijo que no. Su cuerpo desapareció. También el del hijo que anidaba en su vientre. Esos ‘jueces’ caminan por las calles. Toman café”. Y sigue con dolor “Amé a mi hermana. Ella no querría que lo olvidara.  

“Gloria” 
Canción ganadora del concurso “Mala Memoria” organizado por Museo de la Memoria y los DDHH, Balmaceda Arte Joven y Museo de la Solidaridad Salvador Allende. Tema original compuesto por la cantautora chilena Vilú (Annie Bay) en honor a Gloria Esther Lagos NIlsson. ​
 

Hasta Encontrarte
Teaser del Proyecto Documental "Hasta Encontrarte" el cual, se encuentra en etapa de rodaje y post producción. En él, conoceremos de cerca el caso de Gloria Lagos Nilsson, detenida desaparecida. Su detención, fue el día 26 de Agosto de 1974. Gloria, era madre de 3 pequeños y se encontraba embarazada de un cuarto hijo, al momento de su detención.



Marcela... 41 años después.


Marcela Meza Lagos | Foto: Fernando Lavoz (AFI)







.



"40 años después se han ganado los juicios penales y civiles, que me dejan con sabor a poco. 

41 años después aun no sabemos cual fue el destino final de Gloria.

Gloria se merece descanso.

Gloria se merece memoria.

Un acto para Gloria es mi forma de gritar su existencia, porque Gloria es mi madre..."


Gloria Esther Lagos Nilsson
"HASTA ENCONTRARTE".



Quiero agradecer a la hija de Gloria Esther Lagos Nilsson; Marcela Meza Lagos, por proporcionarme con tanto cariño el material fotográfico y su testimonio. Acá la historia de su hermosa madre corregida, de muchas impresiones que incluso en portales oficiales se debe recalcar que hay errores. Todo lo relatado acá está supervisado por Marcela. 


Felipe Henríquez Ordenes

Fuentes: 
- CEME: Centro de Estudios Miguel Enríquez
- Memoria Viva

Artículo Relacionado
Retazos de la memoria, por Felipe Henríquez Ordenes: Grávidas Mariposas de Chile ~ Mujeres DD.DD que tenían un hijo en sus vientres






Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

Por un debate sano y respetuoso

Por un debate sano y respetuoso