lunes, 31 de agosto de 2015

[TRAILER DOCUMENTAL] 'Nostalgia de la Luz' de Patricio Guzmán







Nostalgia de la luz, emprende otro viaje hacia el espacio de amnesia que es la historia de Chile. Las mujeres que escarban en medio del desierto de Atacama, buscando los restos de sus seres queridos asesinados por la Caravana de la Muerte, en las cercanías de Calama.

Dirigido por Patricio Guzmán, el documental describe mediante imágenes y entrevistas el trabajo de los astrónomos en el desierto de Atacama, a tres mil metros de altura, cuyos cielos privilegiados lo han convertido en uno de los mejores observatorios astronómicos del mundo.

En contraposición, la sequedad y salinidad del suelo preserva los restos humanos casi intactos, momificando los cadáveres. Mientras los astrónomos buscan la vida extraterrestre, un grupo de mujeres, familiares de detenidos desaparecidos de Chile durante la dictadura militar de Augusto Pinochet continúan buscando, arando en medio del desierto, los restos de sus seres queridos.

Nostalgia de la Luz” es un film sobre la distancia entre el cielo y la tierra, entre la luz del cosmos y los seres humanos y las misteriosas idas y vueltas que se crean entre ellos.


Dirección: Patricio Guzmán 
País: Francia 
Año: 2010 
Duración: 90 min


NOTA: Por petición de la empresa que distribuye en Chile al cineasta nacional Patricio Guzmán, he tenido que bajar el documental completo y reemplazarlo por el trailer de la cinta. Espero su comprensión.

Atentamente,




En Chile, a tres mil metros de altura, los astrónomos venidos de todo el mundo se reúnen en el desierto de Atacama para observar las estrellas. Aquí, la transparencia del cielo permite ver hasta los confines del universo. Abajo, la sequedad del suelo preserva los restos humanos intactos para siempre: momias, exploradores, aventureros, indígenas, mineros y osamentas de los prisioneros políticos de la dictadura.

Mientras los astrónomos buscan la vida extra terrestre, un grupo de mujeres remueve las piedras: busca a sus familiares.

Chile es un país perseguido por el espectro de la justicia, pero aquí, eludiendo la proximidad de los eventos históricos y sus figuras, el tono es una suerte de melancolía –que, al revés del trabajo del duelo, nunca puede acercarse a una finalización–, una melancolía poética y serena fundada en la reflexión intelectual, ni sensiblera ni contemplativa, sino al mismo tiempo terrenal y celestial, que renuncia a la ficción de la superioridad humana sin repudiar el sueño utópico de justicia social que yace aquí bajo el sol.




Felipe Henríquez Ordenes





¿Te gustó esta nota?


Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

domingo, 30 de agosto de 2015

HOMENAJE: 30 de Agosto – Día Nacional e Internacional del Detenido Desaparecido – Chile





Desde el olvido de un país sin memoria,
entre las piedras de una fosa abandonada,
yacen los restos de miles de los nuestros,
cuevas colectivas de noches sin plegarias...

Siguen ausentes en las mesas de sus hijos,
están perdidos en las memorias de sus nietos,
claman a gritos ser escuchados,
mientras los buscan por otros sitios… 

Desde las entrañas de la tierra,
y la salada espuma de los mares,
miles de voces mudas y miradas ciegas,
esperan ser oídos algún día…

Víctimas de los cobardes verdugos,
de la crueldad salvaje, de una ignominia feroz,
se encuentran ocultos, sin rastro y sin tumbas.
Deuda viva de los que a hoy no les dan tregua...

Pasaron años, que se volvieron décadas,
el espantoso y cobarde silencio de sus asesinos,
mantienen la herida abierta y sangrante,
no hay paz para los muertos, no hay paz para los vivos. 




Chile - 30 de Agosto
Día Nacional e Internacional del Detenido Desaparecido.







Música: Recuerdos de la Alhambra
Intérprete Guitarra: David Russell 
Autor: Francisco Tárrega






Artículo Relacionado: Retazos de la memoria, por Felipe Henríquez Ordenes: Chile | Elegimos Memoria ¿Dónde están los desaparecidos?



Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

miércoles, 26 de agosto de 2015

[DOCUMENTAL COMPLETO] Salvador Allende ~ Grandes Chilenos de Nuestra Historia





Grandes Chilenos de Nuestra Historia se exhibió en julio del 2008 a las 22:40 hrs en TVN.

Este programa fue una iniciativa que replica y adapta un modelo original de la BBC ampliamente utilizado en numerosos países del mundo, cuyo objetivo final es elegir -en nuestro caso- al chileno o chilena más relevante en la historia del país. 

Es un evento televisivo de participación masiva que tiene la originalidad de rescatar material documental.

Durante 10 semanas consecutivas se emitieron los documentales sobre los 10 personajes finalistas en horario prime (22:40 horas). El último programa (11) Se dio cuenta al público sobre el resultado final de la masiva participación ciudadana que acompañó la emisión del ciclo completo de documentales con la elección del “Gran Chileno” o “Gran Chilena” de la Historia.


Cada uno de ellos dio un relato pormenorizado y ricamente documentado de cómo una persona dejó esa impronta humana, vital y creadora que lo convirtió en una pieza fundamental de nuestra herencia y nuestro acervo nacional; cómo se convirtió en un ícono, cuál fue su legado y cómo se vincula al Chile de hoy. 


Los documentales contaron con un presentador -defensor- cuya labor es entregar elementos que motiven la votación por su personaje o figura. Los documentales no son sólo ilustraciones, profundizan en la historia y crean atmósfera.
 
En el capítulo emitido el 27 de agosto del 2008, en la presentación de su defensora Luz Croxatto, en un resultado estrecho, el ex Presidente de la República Salvador Allende quedó en el primer lugar de las votaciones del programa de TVN Grandes Chilenos que terminó en la noche del 18 de septiembre del 2008.




Durante toda la semana anterior, TVN presentó lo que se venía en la final. De esta forma, se promocionaba en los medios, el documental de Salvador Allende Gossens que, posteriormente ganaría el certamen televisivo. Video Gentileza: Biblioteca Virtual Salvador Allende Gossens.

[PROMOCIÓN DOCU] Salvador Allende ~ Grandes Chilenos de N...
[DOCUMENTAL PROMOCION] Salvador Allende ~ Grandes Chilenos de Nuestra Historia.Vea documental completo en este link: http://retazosdememoriachilena.blogspot.cl/2015/08/documental-completo-salvador-allende.htmlSin duda, un material exclusivo, un documento histórico en materia televisiva, donde nuestro presidente Allende una vez más obtuvo el triunfo democrático del pueblo chileno.Disfruten, son 60 minutos de este excelente documental.@PipeHenriquezO
Posted by BibliotecaVirtual Salvador AllendeGossens on Miércoles, 26 de agosto de 2015



Los defensores de cada “Gran Chileno” fueron: 

  1.- IGNACIO FRANZANI – Víctor Jara.
  2.- DANIEL ALCAÍNO – Manuel Rodríguez.
  3.- XIMENA RIVAS -Gabriela Mistral.
  4.- RAFAEL CAVADA – Arturo Prat.
  5.- BENITO BARANDA – Alberto Hurtado.
  6.- NIBALDO MOSCIATTI – José Miguel Carrera.
  7.- HUMBERTO SICHEL – Lautaro.
  8.- LUZ CROXATTO – Salvador Allende.
  9.- LUIS WEINSTEIN – Pablo Neruda.
10.- TATI PENNA – Violeta Parra.




El ex mandatario obtuvo el 38.81% de las preferencias, mientras que en segundo lugar quedó Arturo Prat con un 38.44% de los votos. Tercero quedó el padre Hurtado, con un 7,97%, y cuarto el folclorista Víctor Jara con el 3,67% de las preferencias, todo acorde a una votación popular de TVN.

Sin duda, un material exclusivo, un documento histórico en materia televisiva, donde nuestro presidente Allende una vez más obtuvo el triunfo democrático del pueblo chileno.

Disfruten, son 60 minutos de este excelente documental.


[Deja correr el comercial de 30 segundos y comenzará el documental]



Felipe Henríquez Ordenes





Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

[VIDEO REPORTAJE] Neo Nazis en Chile: 'La patria sin Judíos'






La patria sin judíos: antisemitismo nacionalista en Chile: los casos del Movimiento Nacional Socialista y del Partido Nacional Fascista.

LA GÉNESIS: En la década del treinta, numerosos grupos nacionalistas se formaron a lo largo de Chile. Aunque heterogéneos entre sí, ellos compartían una perspectiva política común, contraria al liberalismo, la democracia y el comunismo, y que culpaba preferentemente a los extranjeros de los problemas sociales del país.

Los grupos neo nazis chilenos expresan, además, un novedoso antisemitismo de origen europeo. Su principal discurso, habría actualizado las tradiciones antijudías preexistentes con un modelo tomado del fascismo europeo, convirtiéndolo en un importante elemento ideológico del proyecto político de tercera vía que intentaron construir y haciéndolo cumplir una función específica en su disputa con la izquierda.

Integrantes de la agrupación: "Es culpa de los judíos - Chile".

En el 2015, tiempos modernos y de cambios, estos grupos han evolucionado, por ejemplo hoy me encontré con un video subido por Chilevisión, en donde el periodista le pregunta a su entrevistada si es que "no había antisemitismo en Chile" y la respuesta de la mujer justifica su argumento de que "¿Quién es el enemigo internacional de acá que nos tiene así de mal?... los judíos, los judíos son el gen maldito de este mundo".




Los nazis chilenos según Discovery Channel

La adoración hacia Adolf Hitler por parte de pequeños grupos de jóvenes chilenos, fue el foco del capítulo “Juventud nazi“, que el canal Discovery Channel emitió el año 2012 en su programa Mundos Extremos.



El capítulo de la serie, recoge hechos violentos ocurridos en Santiago, destapando rituales que mezclan una cuota de esoterismo con la adoración por el Führer y su ideología: reglas xenófobas aplicadas con violencia y una interpretación extrema del nacional-socialismo que Hitler aplicó en Alemania.





Ellos tienen el típico discurso nazi de una "raza superior" y por eso los demás son incapaces de estar a su altura y de allí es que parten de la base de que no tienen porque respetarle el derecho los demás. Desde ese punto de vista hay un desprecio que puede llegar hasta por la vida de los otros.

Si uno analiza el comportamiento de ellos, uno puede ver que suelen decir que tienen un ideario, pero efectivamente son de un desarrollo intelectual relativamente bajo, no son muy elaborados, son de pensamientos básicos y, por lo tanto, no son de dar muchas explicaciones sino más bien actúan. Presentan y desarrollan una conducta específica y después desaparecen porque efectivamente no disponen de un ideario particularmente elaborado.

Se consideran que son "un grupo de personas en la humanidad que son mejores", que tienen características que "los hacen especiales", que con esa superioridad ellos pueden dictaminar quienes se merecen o no ser parte de la sociedad.




Para los neonazis, este mundo está dividido entre los que son como ellos y el resto, e incluso consideran que más abajo hay otra clase de personas, que son quienes no debieran existir simplemente.

En mi opinión, lejos de fortalecer su opción política y sus posibilidades de acceder al poder, éstas expresiones confinaron a estos fascistas a un lugar de marginalidad, de extrema derecha, que ha fortalecido un profundo rechazo y un evidente fracaso en sus convicciones. 

Cabe hacer la pregunta: ¿Qué les pasa por sus cabezas?


Felipe Henríquez Ordenes





Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

lunes, 24 de agosto de 2015

[DOCUMENTAL COMPLETO] La Ciudad de los Fotógrafos







La Ciudad de los fotógrafos en un increíble documental del joven cineasta chileno Sebastián Moreno. 

Durante el período de la dictadura de Pinochet, un grupo de chilenos que arriesgaron sus vidas, fotografiaron las protestas y la sociedad chilena en sus más variadas facetas. En la calle, al ritmo de las protestas, estos fotógrafos se formaron y crearon un lenguaje político. 

Para ellos fotografiar fue una practica de libertad, un intento de supervivencia, una alternativa para poder seguir viviendo. 

Ellos representan el inhóspito pasado de Chile y la metamorfosis de una sociedad que experimentó en su seno, el Terrorismo de Estado.




LA CIUDAD DE LOS FOTÓGRAFOS: Video documental/80 minutos/Chile/2006. 

Director: Sebastián Moreno 

Guión: Claudia Barril, Nona Fernández, Sebastián Moreno 

Investigación: Claudia Barril, Sebastián Moreno 

Director de fotografía: David Bravo, Sebastián Moreno 

Música: Manuel García, Silvio Paredes 

Sonido: Erik Del Valle 

Montaje: Teresa Viera-Gallo 

Producción Ejecutiva: Sebastián Moreno


Felipe Henríquez Ordenes






Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

domingo, 23 de agosto de 2015

La historia de Héctor Herrera: El hombre que salvó a Víctor Jara de ser un desaparecido



Un héroe anónimo, que en la historia de Chile se debe reconocer...



Los días posteriores al Golpe Militar un joven funcionario del Registro Civil e Identificación, fue trasladado al Servicio Médico Legal para trabajar en la toma de huellas digitales de víctimas de la dictadura. Algunos de los cuerpos con los que se topó nunca más pudieron ser encontrados; sin embargo, él logró avisarle a una viuda sobre el paradero de su esposo. Esa mujer era Joan Turner. Después de 40 años, Héctor vuelve al mismo lugar dónde encontró a Víctor.

El hombre está sentado frente al director el Servicio Médico Legal en una mesa larga ubicada en una de las salitas del primer piso del SML, en Avenida La Paz. Toma un sorbo de jugo de durazno para destapar, de a poco, la nostalgia que le raspa la garganta.

Hace 40 años que Héctor Herrera no venía a este lugar. Todo es un recuerdo borroso, un montón de escenas a las que les cerró la puerta el 18 de septiembre de 1973.

–No recordaba para nada esa escalera central– dice mirando hacia la puerta abierta de la habitación, en dirección a la entrada del recinto donde un montón de peldaños lleva hacia el segundo piso.

Nada de esto quedó registrado en la cabeza de Herrera. Hoy, la luz que entra por la puerta principal no está flanqueada por militares con fusiles. Ya no hay cuerpos apilados. El olor a sangre fresca no es lo único que se huele en cada rincón del Servicio Médico Legal.

Todo es muy distinto a septiembre de 1973.

CERROS HUMANOS

–Tú, tú y tú se van a trabajar a Avenida La Paz –gritó el militar– y a Héctor Herrera, 23 años, cuerpo delgado que apenas rozaba el 1,70 metro, no le quedó más que obedecer. Se paró rápidamente del asiento que ocupaba en su oficina del Registro Civil, en calle General Mackenna, y siguió silenciosamente la orden. Llevaba cuatro años trabajando en el mismo lugar. Había estado en la administración de Eduardo Frei y Salvador Allende.

Hasta el martes 11 de septiembre de 1973, su vida era otra: trabajaba tomando huellas dactilares a los niños que sacaban por primera vez carnet de identidad. Ese día, después del bombardeo a La Moneda, se quedó en su puesto de trabajo el mayor tiempo posible. En la inocencia y para proteger su oficina, él y sus compañeros sólo pusieron un fósforo en el candado. Pensaron que con eso podrían detener el paso de los militares. Sólo decidió regresar a su casa cuando escuchó el discurso final del Presidente Salvador Allende por Radio Magallanes.

“Entraban camiones militares y tiraban los cuerpos y funcionarios de acá los tomaban muy humanamente, los iban poniendo en fila y uno iba y les tomaba las huellas”, dice moviendo la cabeza intentando comprender la barbarie. “Era un momento en que Chile vivía algo muy fuerte. Me gustaba el gobierno de Allende, sabe… Sentía que el país era mío”.

Cuando cuatro días después volvió a su trabajo y un militar lo obligó a seguirlo, sólo intuyó que lo que vería le cambiaría la vida para siempre.

Mientras mira la escalera que lleva hasta el segundo piso en el SML, Héctor recuerda:

—Después que el militar me apuntó con el dedo y me dijo que yo también iba a Avenida La Paz, lo seguí. Nos metieron a una camioneta y nos trajeron hasta el servicio. No nos pasaron ni guantes ni máscaras ni nada, trabajamos con los mismos zapatos. Nos dieron instrucciones de tomar huellas digitales de los muertos. Había muchos cuerpos en fila en una parte trasera de acá, donde estaba un gran salón, como un estacionamiento –apunta hacia un lugar inexistente que al parecer estaba al fondo del recinto–. Su voz se quiebra. No sabía que 40 años sería tan poco tiempo. “Entraban camiones militares y tiraban los cuerpos y funcionarios de acá los tomaban muy humanamente, los iban poniendo en fila y uno iba y les tomaba las huellas”, dice moviendo la cabeza intentando comprender la barbarie. “Era un momento en que Chile vivía algo muy fuerte. Me gustaba el gobierno de Allende, sabe… Sentía que el país era mío”.

Su centro de operaciones fue el SML por tres días –15, 16 y 17 de septiembre– y lo que vio, lo recuerda con detalles. Además de los cuerpos sobre los que debió caminar a saltos, una vez alcanzó a ver por las rendijas de la parte trasera de un camión: divisó ropas, pelo, piel, todos los cuerpos amontonados que llegaban hasta Avenida La Paz como destino.

—Lo que más me impactó era la gente con los ojos abiertos. Ninguna persona estaba con los ojos cerrados, no eran miradas de terror. Había mujeres, gente joven y no eran miradas de terror, eran de pregunta –cuenta–. Las familias no supieron lo que pasó con algunos de esos cuerpos, pero los que tenían mejor suerte, llegaban a las listas instaladas en las afueras del recinto. Así, mirando esos nombres colgando en los paneles, algunos se enteraban que a quienes buscaban no seguían con vida.

LAS HUELLAS



Héctor Herrera tenía 23 años cuando encontró el cuerpo de Víctor Jara. El año 1976 y después de estar detenido en el Estadio Nacional, dejó Chile y pidió refugio político en Francia.

El penúltimo día que Héctor Herrera estuvo destinado en el Servicio Médico Legal, entre todos los cuerpos, vio uno que a él y a un compañero de labores, “Kiko”, les pareció conocido. Se acercó. Trató de reconocer su rostro, a pesar que el polvo pegado a las heridas del cadáver no lo dejaban tener certeza. Estaba con los ojos abiertos y las manos empuñadas. En medio de las dudas, decidió tomar sus huellas para cotejarlas con la información del Registro Civil. Era 16 de septiembre de 1973.

Esa tarde, Héctor se fue ansioso a su casa y al día siguiente se levantó temprano. Quería comprobar que se trataba de quien creía. Llegó hasta las oficinas del Registro en General Mackenna con la ficha que había tomado el día anterior del SML. Sin que nadie sospechara, ubicó a una amiga que le podía ayudar a conseguir la información. “Te voy a pasar una ficha por debajo de la mesa”, le explicó a su compañera de trabajo que le ponía atención y en completo hermetismo, él esperó el resultado.

Entonces Chile era un caos, él sabía que si alguien lo encontraba buscando información, tendría que dar muchas explicaciones. O más que eso.

La funcionaria demoró 15 minutos en volver y puso punto final al misterio:

–Es Víctor Lidio Jara Martínez –le dijo.

Héctor quedó en silencio por unos minutos. Luego descubrió que el artista estaba casado y entonces hizo lo único que podía en esas circunstancias: memorizar. Se grabó el nombre de la mujer de Víctor: Joan Turner, y la dirección de la casa. Héctor repetía una y otra vez los datos, mientras la tarde se deslavaba de a poco y el toque de queda comenzaba a asomar.

Con esa información rondando en su cabeza, tomó la “Liebre” número 7 y llegó hasta su casa en Vivaceta, a la altura del 3 mil. Cuando se sentó con su familia, por primera vez, lloró.

JOAN JARA

El martes 18 de septiembre de 1973, Héctor volvió a levantarse temprano. Quería encontrar a la mujer de Víctor, a la que no conocía, para contarle sobre el destino de su esposo.

Se vistió muy temprano y a las ocho de la mañana llegó hasta la dirección que había guardado en su cabeza el día anterior. La primera imagen que vio, después de tocar el timbre, fue un perro saltando en el antejardín, luego una mujer rubia, extranjera, muy preocupada. Una mujer que no entendía muy bien qué hacía un desconocido tan temprano tocando el timbre de su casa.

Héctor sabía que la confianza a esa altura ya era un valor olvidado. Para que creyera en sus buenas intenciones, le mostró una identificación, una credencial roja que comprobaba que él era funcionario del Registro Civil. En ella aparecía su rut.

–Pase, pase –le dijo ella, mientras lo hacía entrar hasta el comedor de su casa, en una calle de Las Condes.

Cuando entró, Héctor se acordó de su propia vida. Su abuela se casó dos veces y había enviudado. Todos los hijos de sus esposos muertos ayudaban a sumar nombres al gran familión que él tenía y que contrastaba con la cara de la mujer sola, ahogada en preocupación, que esperaba acompañada de sus dos hijas pequeñas, que este hombre al que no conocía le diera alguna noticia. Aunque él traía la peor de todas.

–¿Tú conoces a mi papá? –le preguntó la más chica, Amanda, mostrándole una foto de Víctor.

Héctor la saludó y después Joan le pidió que los dejara solos.

Joan lo escuchó atentamente y él, que nunca había tenido que dar malas noticias, esa mañana de feriado en Santiago, sentados en un sofá, le entregó la peor de todas.

Joan se aferró a las manos de Héctor y lloró, desconsoladamente, por un largo rato.

Trailer "Victor Jara N°2547" ~ Elvira Díaz


LA DESPEDIDA

A pesar que las miradas asesinas cercaban Santiago, Héctor hizo lo posible por conseguir sacar el cuerpo de Víctor Jara desde el Servicio Médico Legal.

"Héctor veía la escena desde lejos: Joan lo tomaba con amor. Trataba de limpiarlo con lo que tenía a mano. Le hacía mucho cariño en el pelo, pero no hablaba. Héctor le había dicho que tenían que pasar lo más inadvertidos posible. Joan lloró en silencio. Los ojos de Héctor se humedecen al recordar ese momento. Durante muchos meses posteriores soñaría con esta escena, con Víctor Jara, con todos los muertos que no pudo identificar."

Ese mismo 18 de septiembre, a las 10 de la mañana, llegó hasta el lugar acompañado por Joan. Cada vez que alguien le preguntaba o lo miraba extrañado, él les respondía que iba con una amiga. La tarea no fue fácil. Debió caminar por sobre varios cuerpos con la esposa del cantor.

–Llegamos hasta donde yo lo había visto la primera vez y no estaba. Después nos mandaron a otra parte y tampoco estaba –cuenta Héctor.

En un último intento, desesperado, le preguntó a un compañero y éste le dijo que había algunos cuerpos listos para la autopsia. Desde ahí rescataron a Víctor Jara.

–Llegamos a un lugar del segundo piso donde había muchas puertas de oficinas cerradas y ventanas que daban hacia un patio. Ahí lo ubicamos. Ahí dejé a Joan con su marido.

Era la primera vez que Joan veía a Víctor Jara desde que lo detuvieron.

Héctor veía la escena desde lejos: ella lo tomaba con amor. Trataba de limpiarlo con lo que tenía a mano. Le hacía mucho cariño en el pelo, pero no hablaba. Héctor le había dicho que tenían que pasar lo más inadvertidos posible. Joan lloró en silencio.

Los ojos de Héctor se humedecen al recordar ese momento. Durante muchos meses posteriores soñaría con esta escena, con Víctor Jara, con todos los muertos que no pudo identificar.

–Yo quería, a través de Víctor Jara, poder enterrar a todos los que no alcancé a ayudar.

Héctor debió inventar una causa de muerte para poder sacar el cuerpo de Víctor. Como ya lo habían visto trabajar ahí los días anteriores, fue más fácil. “Herida a bala”, dijo cuando le preguntaron. ¿Hora del deceso? “Las cinco de la mañana”, contestó. La muerte más impactante que recordaba era la del chacal de Nahueltoro, que murió fusilado en la madrugada. “Acá fusilan a las cinco de la mañana”, pensó y entregó como hora de muerte, la misma. En punto.

Joan consiguió con otro amigo –también llamado Héctor– el dinero para comprar un ataúd que posteriormente ayudaría a hacer calzar en un nicho del Cementerio General. No había tiempo para manifestaciones, cantos ni grandes despedidas.

Héctor, de pie en el primer piso del Servicio Médico legal, recuerda que fue por una de las puertas laterales que no logra identificar, por donde salieron con el ataúd de Víctor:

–Un colega de la morgue me facilitó una pequeña salita con 4 ampolletas que apenas alumbraban. Ahí pusimos el ataúd. Entró solo Joan y ella hizo una especie de velatorio de 10 ó 15 minutos. Después salimos hacia el cementerio.

En medio de esa desolación, el único ruido era el sonido del carro rumbo al nicho que los esperaba, un espacio alto en el que les costó dejar el cajón y donde solo dejaron una corona, que el sepulturero en un gesto simple, pero inolvidable, sacó de un funeral anterior.

–No dijimos ninguna palabra. Nos dimos un gran abrazo y partimos. Me fueron a dejar. Ahí nos despedimos y nunca más nos vimos –dice Héctor.

Años más tarde, Joan Jara, también recordaría en su libro “Víctor Jara, un canto truncado”, cómo vivió ella ese momento: “El carrito chirriaba y rechinaba sobre el pavimento irregular. Caminamos y caminamos… mi nuevo amigo Héctor a un lado, mi viejo amigo Héctor al otro. Sólo cuando el ataúd de Víctor desapareció en el nicho que nos habían asignado estuve a punto de desplomarme. Pero estaba vacía de sentimientos o sensaciones y sólo me mantenía viva la idea de que Manuela y Amanda esperaban en casa, preguntándose qué ocurría, dónde estaba yo”.

El año 1976 y después de estar detenido en el Estadio Nacional, haber sobrevivido comiendo papeles botados y pedazos de naranjas, después de ser fichado y perseguido por sus actividades sindicalistas, Héctor dejó Chile y pidió refugio político en Francia. En ese país vive desde 1977 y ahora acompaña a una realizadora que hace un documental con su historia.

Es la primera vez, después de 40 años, que está de pie en el mismo lugar por el que sacó el cuerpo de Víctor Jara, sin vida, a una ceremonia deslavada, en silencio, donde la pena ni siquiera pudo desgarrar el cementerio por temor a las balas.

–Gracias a usted y a otras personas tuvimos un desaparecido menos y un ejecutado más –le susurra Patricio Bustos– interrumpiendo los recuerdos. Y Héctor Herrera lo mira con los ojos enjugados y el peso de miles de escenas en su cabeza, con la certeza de que esos violentos días de septiembre de 1973 no se sintió un héroe. Aunque fuera lo más parecido a eso.






¿Te gustó esta nota?


Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

sábado, 22 de agosto de 2015

Nómina de 1500 ex agentes de la DINA, la más exhaustiva conocida hasta el momento





Un verdadero remezón político provocó el que en abril del 2012 la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) presentara una querella criminal por asociación ilícita, esto luego de filtrarse una nómina de 1500 ex agentes de la DINA, la más exhaustiva conocida hasta el momento.

Recordemos que en dicha lista aparecen algunos renombrados personeros de la Alianza, como es el caso del ex alcalde de Providencia, Cristián Labbé, o del diputado (desaforado) por RN, Rosauro Martínez, además de decenas de oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas.

Esto llevó a la UDI a criticar la “vuelta al pasado” de las violaciones a los Derechos Humanos. En tanto que RN comparó el caso con la de los falsos exonerados políticos, sobre el cual aún pende una investigación.

Radio Bío-Bío pudo acceder a la nómina oficial de ex agentes de la DINA, la cual especifica además detalles como las fechas de servicio activo de los agentes, eventual fallecimiento u observaciones sobre su desempeño, las que ofrecemos a continuación -ordenadas alfabéticamente- y en diversos formatos para su análisis.

Descarga acá: 
LISTA DE AGENTES DINA ORDEN ALFABÉTICO (CLIC ACÁ)


Felipe Henríquez Ordenes


Artículo Enlazado: Alianza reacciona con duras críticas ante querella contra 1.500 ex DINA que incluye a alcalde Labbé



¿Te gustó esta nota?


Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

[REPORTAJE] Médicos torturadores en la dictadura de Pinochet siguen ejerciendo su profesión





Investigación periodística de "En la Mira" emitida en mayo del 2014, muestra los casos de 3 médicos a quienes se vincula a violaciones a los DDHH. Uno de ellos aún trabaja en la Municipalidad de La Serena. 


Una acuciosa investigación iniciada en septiembre del 2013 es la que presentó el programa de investigación periodística "En la Mira" de Chilevisión, relacionada con los médicos vinculados a la dictadura y cuya participación en violaciones a los Derechos Humanos está acreditada por testimonios y documentos.

El equipo de Chilevisión se desplazó a diversos lugares del país para recolectar información tendiente a clarificar las acusaciones que pesan sobre varios médicos sindicados de participar en casos de tortura, apremios ilegítimos y en la falsificación de certificados de defunción, asi como en otros ilícitos en los cuales incluso han sido condenados por la justicia.

Así lo señala Alejandro Vega, periodista de "En la Mira" de Chilevisión. "Investigamos de acuerdo a la lista que ha circulado por años identificando a los médicos torturadores que son sindicados, acusados de haber participado en apremios ilegítimos en la época de la Dictadura, y a través del reporteo, de la búsqueda de fuentes acotamos a 3 médicos".

De los 3 médicos investigados, uno de ellos fue condenado por la justicia en el periodo que duró la investigación. "Uno de ellos está condenado a 10 años de cárcel por secuestro, y que al momento del reporteo, lo ubicamos trabajando en una clínica, lo seguimos y en algun minuto logramos confrontarlo. Eso fue antes de que fuera condenado y llevado a Punta Peuco" señala Vega.

El periodista relata además el caso de otro médico, el doctor Raúl Navarro, oficial de Sanidad a cargo de una unidad del regimiento de infanteria nro 3 "Yungay" de San Felipe,  que se sindica incluso como participante en la muerte de un colega suyo, el médico comunista Absalón del Carmen Wegner Villar, así como del Jefe de Desarrollo Social de San Felipe, Rigoberto del Carmen Achu Liendoasesinados por la espalda a tiros, simulándose luego un intento de fuga por parte de efectivos del Regimiento mencionado el 13 de diciembre de 1973. "Este médico fue condenado en su tiempo. Trabajaba en el regimiento "Yungay" de San Felipe, que fue condenado por las ejecuciones, pero se le aplicó el beneficio de la prescripción, lo que no quiere decir que sea inocente. Él fue condenado, pero recibió ese beneficio, y hoy ese mismo médico está procesado por su presunta participación en la ejecución de un médico comunista y del jefe de desarrollo social de San Felipe, ambos asesinados por la espalda por una patrulla militar conocida en la zona como el comando de la muerte" afirma Vega.



La "sorpresa" serenense.

El tercer caso investigado por "En la Mira" se refiere al médico serenense Guido Díaz Paci quien es sindicado por diversos testimonios en violaciones a los DDHH cuando se desempeñaba como oficial de sanidad en el ejercito, específicamente en el regimiento con sede en La serena, el nro 21 "Arica" de ese entonces.



Cabe señalar que Díaz Paci, quien fue expulsado del colegio medico en octubre de 1987, aparece vinculado a la muerte del transportista ovallino y militante DC Mario Fernandez , golpeado y torturado hasta morir por agentes de la CNI en el cuartel serenense ubicado en la subida de calle Colo Colo en La Serena, en octubre de 1984.

La víctima fue trasladada en grave estado hasta el Hospital de La Serena, en donde Díaz Paci habría mentido a sus colegas en el recinto, señalando que Fernandez provenía de una tenencia de Carabineros y no del cuartel de la CNI. Es más, el informe que la CNI entregó en su momento a la opinión pública aducia que Fernandez tuvo "una crisis nerviosa perdiendo el control sobre sus actos, como consecuencia de haber sido descubierto en sus actividades terroristas y subversivas, golpeándose contra los muebles de la dependencia para detenidos sin la intervención de terceras personas".

Asimismo se sindica que Díaz Paci había pedido a su colega que lo operó de urgencia en el hospital local a que ocultara las razones de su estado agónico y de las lesiones que le provocaron la muerte.

En 1974 participó en la exhumación del cuerpo de María Avalos, asesinada junto a su marido, Bernardo Lejdermann, en diciembre de 1973 por una patrulla del Regimiento Arica de La Serena. En el certificado de defunción aseguró que la mujer se había dinamitado.

El periodista de Chilevisión señala que el programa se presentaron testimonios que lo involucran directamente en casos de violaciones a los DDHH. "Nos conseguimos un testimonio de una persona que lo involucra directamente en un crimen, cometido al interior del regimiento nro 21 "Arica" de La Serena de ese entonces (hoy regimiento "Coquimbo") y estaría implicado en una de las 15 ejecuciones cometidas adentro de esta guarnición militar, donde Juan Emilio Cheyre, el ex comandante en jefe del Ejercito era teniente del departamento 2do de inteligencia".

Pero lo más sorprendente para los periodistas fue encontrar a Guido Díaz Paci trabajando en la Municipalidad de La Serena, específicamente en la Dirección de Tránsito. "Esa es una de las sorpresas que trae el reportaje" señala Vega."Lo tenemos trabajando en la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de La Serena y lo confrontamos después en la calle y es ahí cuando se produce una situación bien particular, ya que fue encarado por otras personas".

De todas maneras, el reportaje de Chilevisión mostró por primera vez la actual situación de estos médicos y lo que dicen cuando son confrontados por las cámaras y los testimonios de los sobrevivientes. "Por primera vez un programa de televisión confronta a los médicos, en algunos casos con pruebas físicas en las manos, en el caso de uno con su hoja de vida en donde es felicitado por Manuel Contreras (Jefe de la DINA) y en otros casos, con testimonios que lo implican directamente por su propia boca, por que él se habría jactado de haber participado en esto, en aquellos años, cuando estos crímenes de Estado en aquella época no eran definidos, y esas son algunas de las sorpresas que trae este reportaje" añade Vega quien adelanta además que "es probable que haya repercusiones judiciales (contra los médicos) tras la emisión del reportaje". 

El reportaje se transmitió el miércoles 28 de mayo del 2014 a las 22:30 por Chilevisión.


Felipe Henríquez Ordenes




.
Artículos relacionados
Retazos de la memoria, por Felipe Henríquez Ordenes: CHILE: Médicos Torturadores de la Dictadura. ¿Quiénes son y dónde están?
Retazos de la memoria, por Felipe Henríquez Ordenes: Médico Torturador Ex-CNI Alejandro Forero Álvarez es jefe de cardiología en Clínica Indisa


¿Te gustó esta entrada?

Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

Por un debate sano y respetuoso

Por un debate sano y respetuoso