viernes, 13 de noviembre de 2015

La historia de una reina embarazada, Detenida y Desaparecida: Gloria Lagos Nilsson







Gloria Esther Lagos Nilsson, casada, 3 hijos, embarazada de tres meses, militante del MIR, fue detenida en su domicilio por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional DINA, en presencia de sus tres hijos, el día 26 de agosto de 1974.

Gloria Lagos Nilsson era alta, delgada, trigueña, hermosa, alegre, llena de vida, de ojos grises, de mirada profunda y dulce, extraordinariamente cariñosa. Al momento de ser detenida el día 26 de agosto de 1974 tenía 28 años y se encontraba embarazada de tres meses y medio. Tenía tres hijos: Hector de 10 años, Marcela de 8 y Patricio de 6. Había nacido en Punta Arenas, al sur de Chile el día 29 de septiembre de 1945. 

Los hijos de Gloria: Hector (10), Marcela (8) y Patricio (6) Meza Lagos. | Foto Familiar


De. profesión secretaria, Gloria trabajó en La Moneda junto al presidente Salvador Allende a quien admiraba profundamente. Sus hijos pequeños la habían acompañado varias veces al palacio presidencial. Después del golpe militar su casa fue allanada violentamente en dos oportunidades.


Gloria Lagos Nilsson
Seis días antes de su secuestro, Gloria había presentado en el Comité por la Paz un Recurso de Amparo por Julio Humberto Rodríguez Jorquera, su conviviente, quien había sido detenido por el Servicio de Inteligencia Militar. El mismo día que la detuvieron venía de presentar un nuevo Recurso de Amparo, el que consta en los archivos del Comité por la Paz y según el relato del abogado Álvaro Varela, tal como él lo relata, la mayoría de los días, Gloria iba mañana y tarde.

Al llegar a su casa los vecinos le advirtieron que no entrara pues había hombres armados en su departamento, a lo que Gloria respondió: “como no voy a entrar si están mis hijos adentro”. Esa noche los agentes habían conducido a Julio Humberto a casa de Gloria donde ella y sus hijos lo vieron brutalmente torturado. 

En esa oportunidad Julio Humberto logró huir por la cocina del departamento ante un descuido de sus aprehensores. Testigos afirman que Gloria fue llevada de rehén debido a la huida de Julio, quién luego logró asilarse en una embajada. Muchos años después su hija Marcela relató a sus diecinueve años el secuestro de su madre: “en ese momento tocaron la puerta en forma violenta preguntando por mi madre, ante nuestra desesperación y súplica, los militares -Osvaldo "Guatón" Romo- respondieron que no nos preocupáramos, que le harían algunas preguntas y que al día siguiente estaría de regreso”. 

Marcela tiene la imagen grabada nítidamente en la memoria, como si hubiera sido ayer: “cuando vi que mi madre se alejaba, desde la ventana lloré y grité una y otra vez que no se la llevaran, allí divisé a unos hombres vestidos como para la guerra. Yo quería que mi madre se quedara conmigo, con nosotros tres, pero no fue así”.

Testigos vieron a Gloria Lagos Nilsson por última vez. 
Adriana Urrutia, quien estuvo detenida con Gloria Lagos Nilsson, en una pieza de incomunicados de Cuatro Álamos, declaró: “Ya no recuerdo bien las fechas, estábamos muchas como yo en calidad de prisioneras, no teníamos noción del tiempo, apenas sabíamos si era día o era noche, pero sí fueron los últimos días de septiembre o comienzos de octubre de 1974 cuando los milicos entraron a nuestra pieza con una mujer alta, delgada, tez clara, ojos muy lindos, posiblemente verdes, muy hermosa y se encontraba embarazada. Venía muy asustada, nerviosa, nos relató que la habían detenido en su hogar. Estaba desesperada porque sus tres hijos habían quedado solos llorando en su departamento. Nos dijo que se llamaba Gloria Esther Lagos Nilsson, nos reveló todo lo que con ella había pasado, de cómo entró de todos modos a su casa a pesar de la advertencia de sus vecinos, de cómo su conviviente se había fugado de la DINA...”. A principios de septiembre Adriana fue trasladada a libre plática, Gloria quedó en el pabellón de incomunicados. “La esperamos; a Tres Álamos no llegó nunca”.

Información Judicial.
El 07 de noviembre del 2014, en fallo unánime de la Corte de Apelaciones ratificó la decisión de condenar a Manuel Contreras, Miguel Krasnoff, Basclay Zapata y Orlando Manzo a penas de diez años y un día por su responsabilidad en el secuestro de la militante del MIR, Gloria Lagos Nilsson, detenida y desaparecida desde el 26 de agosto de 1974, víctima que pasó por los centros de detención clandestinos de José Domingo Cañas y Cuatro Álamos. 


Declaración de su hija Marcela Meza Lagos a sus 19 años en 1985.

“Mi madre Gloria Esther Lagos Nilsson, nacida en Punta Arenas el 29 de septiembre de 1945, tenía 28 años, llena de vida, hermosa, madre de tres hijos: Héctor, el mayor, de diez años; yo, Marcela, con ocho, Patricio, el más chico, de seis, y otro que venía en camino, contaba con casi tres meses de gestación; teníamos tanto par delante, pero el 26 de agosto de 1974 cambió el curso de vida para todos. Entrando la tarde, mamá llega muy agitada, dice que tiene que volver a salir, pero que al día siguiente estaríamos todos juntos, sin embargo tocan la puerta, preguntan por ella, luego me entero que eran del Servicio de Inteligencia Militar. Nos dicen que no nos preocupemos, que le harán unas preguntas y que al día siguiente en la mañana estaría de regreso en casa. 

Qué ironía! han pasado once años y siete meses de esto. En ese instante cuando vi que mi madre se alejaba, mi reacción desató en llanto, no entendía por qué esas personas a quienes nunca había visto, se llevaban a mi madre y por qué en la puerta de entrada del edificio estaban unos militares vestidos como para la guerra, no seguía entendiendo nada, sólo atinaba a llorar y gritar "no se la lleven, no se la lleven". Yo quería a que mi mamá se quedara conmigo, pero no fue así. Se habían llevado a mi madre quitándome el derecho de seguir compartiendo mi vida con ella, de desarrollarme como hija, me negaron el derecho de tener una amiga, una compañera, el ser humano más cercano a mi existencia, y a ella, junto con negarle el derecho de ser madre, le negaron el derecho de desarrollarse como un ser humano libre. Ahora tengo 19 años, más de una década ha marcado mi camino y a pesar de eso, los recuerdos siguen grabados, fueron tan impacientes para mi mente infantil; cómo olvidar el Golpe de Estado si mi madre lo único que repetía ese 11 de septiembre era: "lo mataron, esos asesinos lo mataron". Luego supe que el Presidente Allende era quien había muerto y a mí me dio mucha pena porque yo lo conocía, pues mi mama trabajaba en La Moneda, era secretaria y muchas veces estuvimos allí; ahora todo se había acabado. 

Después del golpe, nuestra casa fue allanada en dos o tres oportunidades, los vidrios rotos, las camas despedazadas, estaba recién empezando toda la ola de terror que cubriría nuestras vidas y la de todos los chilenos. En el segundo trimestre del 74, mi tío se asilaba en la embajada mexicana, mi mamá sufrió mucho cuando tuvo que separarse de su hermano, en ese momento nadie se imaginaba que meses después ella seria detenida y que nunca más se sabría de lo que le había ocurrido. Un par de años después viajaría yo a Venezuela, lugar donde se habían trasladado mis tíos y mis primas, quedando mis hermanos acá en Chile con los abuelos paternos (mis abuelos maternos fallecieron en 1969). Con ellos viví y sufrí el exilio y toda su problemática humana y esto, unido a la desaparición de mi mamá hacia que viviéramos en constante angustia e incertidumbre. Por medio de mi tío pude conocer mucho más a mi madre, él la admiraba mucho, siempre la llenaba de virtudes, gracias a él aprendí a quererla infinitamente, a sentirme orgullosa de su persona, sé que fue una gran mujer y que todo lo que hizo fue ser consecuente con sus ideas, mi tío me decía que tenerme a su lado, era tener un pedacito de ella con él. 

Se hicieron los trámites legales, el 27 de agosto de 1974 se presenta un recurso de amparo, rol No. 1.004 y querella por presunta desgracia el 31 de mayo de 1976, en fin, todo aquello que permitiera dar con su paradero, pero todo ha sido inútil, el gobierno sigue negando y yo sigo esperando. Hace dos años y medio he retornado a mi patria, las cosas no han sido fáciles, tanta gente como yo sigue esperando que respondan ante tantos hechos. Ahora pienso en todas las mujeres que como ella cayeron, en cuál habrá sido su destino en manos de los criminales, pienso en mi tío exiliado de la patria que lo vio nacer, pienso en todos los compañeros que han sido víctimas de esta dictadura de muerte y me doy cuenta que hay tanto para seguir luchando, tanto para seguir fuertes en el camino hacia la libertad y para seguir exigiendo justicia, porque no renunciaré a conocer toda la verdad acerca de lo sucedido con mi madre y con todos los detenidos desaparecidos, y porque la justicia castigue a los culpables”. 

La familia de Gloria vivió desde el momento mismo del golpe la persecución y la represión. Su domicilio allanado en varias oportunidades, los golpes y gritos, niños llorando y el temor. Parte de su familia, como fue el caso de su hermano Jorge Lagos Nilsson, salió al exilio mientras otros como Gloria eran detenidos. Desde su detención, comenzaría un largo camino de incertidumbre y trauma para los familiares de Gloria, que recorrieron uno tras otro lugar para tratar de dar con su paradero, incluyendo recursos de amparo, querellas y otros trámites en una justicia que cerraba los ojos o miraba con indiferencia, también actuando con complicidad en otros casos.


Jorge Lagos Nilsson
Su hermano Jorge murió en el año 2013, era un escritor, ensayista y periodista. Como cuenta un reportaje de Ernesto Carmona uno de sus grandes dolores fue la pérdida de su hermana Gloria. Jorge escribió una crónica en el año 2007 “Osvaldo Romo: Los perros mueren sin amo” donde reseña lo que es Chile “una caja de complicidades. La sociedad chilena no quiere ver su tragedia. Compra caramelos para combatir el horror. Los vende la coalición de gobierno, los fabrica la oposición al gobierno. Ambos lo distribuyen: es el pacto”, relata además que “Gloria Esther Lagos Nilsson fue muerta por Romo. Es mi hermana. Alguna vez un tribunal militar dijo que no. Su cuerpo desapareció. También el del hijo que anidaba en su vientre. Esos ‘jueces’ caminan por las calles. Toman café”. Y sigue con dolor “Amé a mi hermana. Ella no querría que lo olvidara.  

“Gloria” 
Canción ganadora del concurso “Mala Memoria” organizado por Museo de la Memoria y los DDHH, Balmaceda Arte Joven y Museo de la Solidaridad Salvador Allende. Tema original compuesto por la cantautora chilena Vilú (Annie Bay) en honor a Gloria Esther Lagos NIlsson. ​
 

Hasta Encontrarte
Teaser del Proyecto Documental "Hasta Encontrarte" el cual, se encuentra en etapa de rodaje y post producción. En él, conoceremos de cerca el caso de Gloria Lagos Nilsson, detenida desaparecida. Su detención, fue el día 26 de Agosto de 1974. Gloria, era madre de 3 pequeños y se encontraba embarazada de un cuarto hijo, al momento de su detención.



Marcela... 41 años después.


Marcela Meza Lagos | Foto: Fernando Lavoz (AFI)







.



"40 años después se han ganado los juicios penales y civiles, que me dejan con sabor a poco. 

41 años después aun no sabemos cual fue el destino final de Gloria.

Gloria se merece descanso.

Gloria se merece memoria.

Un acto para Gloria es mi forma de gritar su existencia, porque Gloria es mi madre..."


Gloria Esther Lagos Nilsson
"HASTA ENCONTRARTE".



Quiero agradecer a la hija de Gloria Esther Lagos Nilsson; Marcela Meza Lagos, por proporcionarme con tanto cariño el material fotográfico y su testimonio. Acá la historia de su hermosa madre corregida, de muchas impresiones que incluso en portales oficiales se debe recalcar que hay errores. Todo lo relatado acá está supervisado por Marcela. 


Felipe Henríquez Ordenes

Fuentes: 
- CEME: Centro de Estudios Miguel Enríquez
- Memoria Viva

Artículo Relacionado
Retazos de la memoria, por Felipe Henríquez Ordenes: Grávidas Mariposas de Chile ~ Mujeres DD.DD que tenían un hijo en sus vientres






Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

Por un debate sano y respetuoso

Por un debate sano y respetuoso