martes, 22 de septiembre de 2015

Nilda Patricia y Mario Fernando: Los hermanos Peña Solari, Detenidos Desaparecidos






Los hermanos Nilda Patricia y Mario Fernando Peña Solari, permanecieron detenidos por un periodo no determinado, en centros de detención de la DINA, siendo el último en el que fueron vistos, en el denominado “Venda Sexy”, ubicado en las intersecciones de las calles Irán con Los Plátanos. Hasta la fecha, los hermanos Peña Solari se encuentran en calidad de detenidos desaparecidos.  

Mario Fernando Peña Solari, soltero, 21 años de edad, estudiante de Arquitectura, fue secuestrado en circunstancias desconocidas, el día 9 de diciembre de 1974. Mario Fernando sale de su hogar y no regresa. Al día siguiente, 10 de diciembre, en el domicilio que los hermanos Peña Solari compartían con su familia fue allanado por 7 u 8 agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Interrogaron a los hermanos de Mario sobre éste y luego se llevaron consigo a Nilda Patricia, soltera, estudiante, también militante del MIR. El arresto fue presenciado por su hermano Rodolfo y por un vecino, Felipe Eduardo Manríquez Serey.

Mario Fernando se formó en el Instituto Nacional. Fue estudioso y el mundo del conocimiento lo cautivaba. Ávido lector que devoraba libros buscando respuestas a sus inquietudes. En el colegio tenía altos promedios de notas y era un excelente alumno además de ser un precioso ser humano muy querido por su compañerismo y ayuda hacia los demás. Es en esta cuna de educación republicana que él encuentra las raíces de su sensibilidad social y espiritual, proyección de todo el noble origen del pueblo nicaragüense que luchó por su libertad y de la pasión social de sus padres y su familia.

El año 1969 Fernando estaba terminando su sexto año de humanidades y ya era dirigente estudiantil. Su mirada atenta y sensible a todo lo que ocurría en un Chile de vientos revueltos lo encauza a tomar contacto con la realidad de la gente humilde, con obreros, pobladores y en general con los rezagados de la sociedad. Este vínculo afectivo y su relación con un mundo que luchaba por su dignidad y derechos lo conducen a solidarizar con ellos y a desarrollar un intenso trabajo social en poblaciones marginales de la capital. 

La tarea de alfabetizar copó su tiempo y desempeñó esta labor con amor y compromiso. Tenía tempranos 17 años cuando se insertó en campamentos y tomas de terrenos de la zona sur de Santiago. Cuentan que el joven Fernando sentía culpa de llegar a su casa cómoda y ducharse con agua caliente en un baño amplio después de palpar y vivenciar la vida que se estaba llevando en las poblaciones que él visitaba en su trabajo de alfabetización. En esta etapa juvenil y con la sensibilidad que le otorgaban sus raíces familiares, su propia naturaleza y todo lo aprendido en lecturas noche tras noche, es que él inicia la construcción de su compromiso social y de lucha por la justicia de los más desposeídos.

Nilda Patricia Peña Solari, la “Patty”, tenía 23 años al momento de su detención. Se formó en el Liceo N°3 y terminó sus estudios secundarios en el Liceo Nº1. Al salir del colegio optó por estudiar Licenciatura en Biología en la Universidad de Chile hasta su detención y desaparición. Era una estudiante destacada, cálida y muy buena compañera. Más allá de la pasión que sentía por desentrañar los misterios de la vida a través de la biología, tenía, desde muy niña, otras inclinaciones que hablaban de su sensibilidad. 

La cautivaba el arte y dibujaba maravillosamente; tejía y bordaba con talento. Como hija de una concertista aprendió a tocar el piano y la guitarra. Son de su autoría difíciles obras musicales con las que cautivaba a una audiencia entre la que estaban sus hermanos, pololos, pretendientes y amigos. Escucharla desplegar su sensibilidad sobre las nacaradas teclas negras y blancas era una delicia, porque se vislumbraban las enseñanzas de su querida madre. 

El amor por la música se expresaba también en su pasión por el canto lírico. Por años perteneció al Coro de la Universidad de Chile presentándose en distintos escenarios. Pero no sólo era la música, su inclinación artística sumaba la literatura y la escritura. Repletaba cuadernos en los que escribía reflexiones sobre la vida, y los procesos sociales y humanos que ocurrían en la época del 70. Patty es recordada por su belleza y su fino ingenio.

Son los hermanos Peña Solari ambos detenidos, fueron vistos en el cuartel de la DINA ubicado en calle Irán esquina Los Plátanos, conocido como "Venda Sexy". De la permanencia de los hermanos Peña Solari en dicho recinto, dan cuenta diversos testimonios de sobrevivientes de la DINA: Cristina Verónica Godoy Hinojosa, declara que fue detenida por la DINA el 6 de diciembre de 1974 y conducida al recinto de Villa Grimaldi y al día siguiente a "Venda Sexy", siendo interrogada acerca del paradero de Mario Fernando Peña Solari y sus actividades. Al cabo de unos días, la testigo refiere que vio en la "Venda Sexy" a Nilda y Mario, como también a Ida Vera Almarza y Marta Neira, todos ellos allí recluidos y posteriormente desaparecidos.

Dos jóvenes, dos hermanos de almas hermosas, con toda una vida por delante, quienes fueron hechos desaparecer por los esbirros de Pinochet. Esos mismos que hoy nos deberían decir, ya conociendo sus respectivas historias, ¿Qué peligro podrían Nilda Patricia y Mario Fernando representar a la sociedad chilena para hacerlos desaparecer de esa forma? Seguramente deben tener una razón importante y poderosa, tanto así que los ejecutores de estos crímenes aún no nos han dado respuesta alguna. 



Felipe Henríquez Ordenes


Otros homenajes
Microbiografía de Mario Fernando Peña Solari, relatado por su prima, la actriz nacional Malucha Pinto en "Latidos de la memoria".



"Fernando, mi primo desaparecido", de la actriz nacional Malucha Pinto (Publicado: 4 noviembre, 2012 en sitiocero.net)
Fernando, mi primo desaparecido


Artículo Enlazado
Retazos de la memoria, por Felipe Henríquez Ordenes: [REPORTAJE] Centro de detención y torturas DINA: La Venda Sexy


Fuentes: MemoriaViva
NILDA PATRICIA PEÑA SOLARI
MARIO FERNANDO PEÑA SOLARI





Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

Por un debate sano y respetuoso

Por un debate sano y respetuoso