lunes, 31 de agosto de 2015

[TRAILER DOCUMENTAL] 'Nostalgia de la Luz' de Patricio Guzmán







Nostalgia de la luz, emprende otro viaje hacia el espacio de amnesia que es la historia de Chile. Las mujeres que escarban en medio del desierto de Atacama, buscando los restos de sus seres queridos asesinados por la Caravana de la Muerte, en las cercanías de Calama.

Dirigido por Patricio Guzmán, el documental describe mediante imágenes y entrevistas el trabajo de los astrónomos en el desierto de Atacama, a tres mil metros de altura, cuyos cielos privilegiados lo han convertido en uno de los mejores observatorios astronómicos del mundo.

En contraposición, la sequedad y salinidad del suelo preserva los restos humanos casi intactos, momificando los cadáveres. Mientras los astrónomos buscan la vida extraterrestre, un grupo de mujeres, familiares de detenidos desaparecidos de Chile durante la dictadura militar de Augusto Pinochet continúan buscando, arando en medio del desierto, los restos de sus seres queridos.

Nostalgia de la Luz” es un film sobre la distancia entre el cielo y la tierra, entre la luz del cosmos y los seres humanos y las misteriosas idas y vueltas que se crean entre ellos.


Dirección: Patricio Guzmán 
País: Francia 
Año: 2010 
Duración: 90 min


NOTA: Por petición de la empresa que distribuye en Chile al cineasta nacional Patricio Guzmán, he tenido que bajar el documental completo y reemplazarlo por el trailer de la cinta. Espero su comprensión.

Atentamente,




En Chile, a tres mil metros de altura, los astrónomos venidos de todo el mundo se reúnen en el desierto de Atacama para observar las estrellas. Aquí, la transparencia del cielo permite ver hasta los confines del universo. Abajo, la sequedad del suelo preserva los restos humanos intactos para siempre: momias, exploradores, aventureros, indígenas, mineros y osamentas de los prisioneros políticos de la dictadura.

Mientras los astrónomos buscan la vida extra terrestre, un grupo de mujeres remueve las piedras: busca a sus familiares.

Chile es un país perseguido por el espectro de la justicia, pero aquí, eludiendo la proximidad de los eventos históricos y sus figuras, el tono es una suerte de melancolía –que, al revés del trabajo del duelo, nunca puede acercarse a una finalización–, una melancolía poética y serena fundada en la reflexión intelectual, ni sensiblera ni contemplativa, sino al mismo tiempo terrenal y celestial, que renuncia a la ficción de la superioridad humana sin repudiar el sueño utópico de justicia social que yace aquí bajo el sol.




Felipe Henríquez Ordenes





¿Te gustó esta nota?


Comenta esta entrada vía facebook | Tu opinión me interesa ~ Gracias!

Por un debate sano y respetuoso

Por un debate sano y respetuoso